Triunfo del “Peje” al regresar la afición a las arenas de boxeo en México

Cancún.- El tabasqueño Alexis “Peje” Bastar noqueó efectivamente al guerrerense Israel “Panchito” Gasparillo en el séptimo asalto de la pelea más importante de la velada presentada esta noche aquí por Cancún Boxing.

Fue una fecha importante para el boxeo mexicano, pues esta velada marcó el regreso de la afición a las arenas tras la pausa iniciada en marzo por la pandemia de la COVID-19.

Esta noche, un poderoso cruzado de izquierda a los 48 segundos de ese séptimo asalto, mandó a “dormir” al guerrerense, quien había soportado golpes de todos los calibres del tabasqueño.

Tras su triunfo, el “Peje” Bastar pidió a su empresa una oportunidad de campeonato internacional.

Ese fuerte impacto puso fin a una pelea que ya se le complicaba al tabasqueño, dado el peculiar estilo y aguante del oriundo de Zitlala, Guerrero.

La constante de la batalla fue la iniciativa que ejercía el “Peje”; el guerrerense agazapado peleaba al contragolpe y en ocasiones lograba llevar a buen destino sus envíos.

Por momentos se veía al “Peje” un tanto desesperado al ver que su repertorio de golpes no causaba el daño esperado.

Bastar recurrió a los “volados”, ganchos, uppers, cruzados, que era todos asimilados por el guerrerense, quien se le escurría por los costados, hasta que finalmente ya no pudo huir.

Bastar Sánchez, quien sólo ha perdido una vez, esto en marzo de 2014, mejoró su récord a 17 victorias, una derrota, un empate y ocho nocauts.

Gasparillo, por su parte, sufrió apenas su segundo revés en 12 combates.

El réferi fue Javier Espinosa.

OTRA DERROTA DE MIGUEL TIQUE

Por su lado, el sinaloense, Rosario “Pinocho” Sánchez, dejó arrodillado al tabasqueño Miguel “Demoledor” Tique con gancho de izquierda, cuando transcurrían dos minutos con 16 segundos del tercer episodio.

Con esta victoria por nócaut técnico, el mochitense extendió su racha imbatible a 13 triunfos con nueve “anestesiados”, mientras que el experimentado boxeador oriundo de Cárdenas, Tabasco, sufrió su 15ª derrota oficial.

Los dos primeros asaltos fueron de intercambios constantes, ambos lograron conectarse con eficacia, pero no hubo daño por ningún lado en esta contienda de peso Pluma que estaba señalada a ocho asaltos.

El réferi fue Javier Espinosa.

“POLLO” QUE ASPIRA A SER GALLO

A su vesz, el jalisciense Cristopher “Pollo” López conservó su etiqueta de invicto al noquear a los 35 segundos del octavo capítulo al mexiquense Héctor “Ratón” Colín, en contienda de peso pluma, programada a ocho giros.

El “Pollo” se adueñó de las acciones desde el inicio del pleito, combinando sus ataques con combinaciones al rostro y costados, teniendo pocas respuestas de Colín, quien nunca pudo encontrarlo.

El invicto tapatío, quien llegó a 13 victorias, un empate y 10 “anestesiados”, mostró gran velocidad, destreza y técnica, incluso se le veía disfrutar la pelea para enfilarse al triunfo.

En el séptimo round un cruzado le produjo un corte en la ceja derecha al “Ratón”, quien además también se fue a la lona apenas el médico de ring Rubén Zuazárregui autorizó continuar la reyerta.

El réferi fue Manolo Alcocer.

LO PARÓ EN SECO

Por su lado, el regiomontano Oziel “Russo” Santoyo le cortó la racha imbatible de 17 peleas que llevaba el mochiteco Manuel “Meño” Gallegos, al derrotarlo por decisión unánime en emotivo choque disputado a ocho asaltos.

En una gran pelea, cargada de emociones, Oziel siempre se mantuvo a la ofensiva, siendo incisivo en sus envíos, combinando sus golpes, en tanto que Gallegos apostaba a dar un golpe definitivo, que jamás llegó.

Incluso, en varias ocasiones el “Meño” estuvo muy cerca de irse a la lona, pero su orgullo y preparación lo mantuvieron de pie.

Con el resultado, Santoyo mejoró su registro a 12 victorias (ocho antes del límite) a cambio de un revés y un empate; Gallegos quedó con 17 triunfos, una derrota y 15 nocauts.

El réferi fue Florentino López.

VICTORIA DEL “VIKINGO”

En otro pleito, el danés Simón Madsen logró su décima victoria en igual número de compromisos (con siete nócauts), ganando por decisión unánime al mexiquense Ángel Herrera (4-3-0, dos nócauts), en pelea de peso medio, a seis asaltos.

A lo largo de la contienda, el europeo buscó afanosamente hacer daño con golpes a los costados y rostro, pero sin los resultados esperados.

El mexiquense asimilaba cada impacto sin dificultades.

En el quinto asalto, el de Ecatepec tomó la iniciativa y logró conectar mejor, haciendo retroceder al europeo.

En el sexto round, el último de la batalla que tuvo como réferi a Jesús Hernández, ambos salieron a entregar todas las fuerzas que le quedaban.

Su recompensa fue un aluvión de aplausos de los asistentes.

NI SE DESPEINÓ

El ya prospecto cancunense, Célex Castro alargó a nueve victorias (con seis antes del límite) su paso invicto en el profesionalismo.

El chamaco cancunense  puso fuera de combate al 1:04 del primer capítulo al también quintanarroense Alejandro “Príncipe” Herrera, quien literalmente “ni las manos metió”.

El réferi Jesús Hernández decidió parar las acciones al ver que Castro (1-2-0, 0 nocauts) no respondía a los golpes del bicampeón de Olimpiadas Nacionales, para decretar el nocaut técnico, en la primera pelea de la noche.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deje su comentario!
Porfavor ingrese su nombre