Deja Vu en monarcas superplumas del CMB

“Debajo del ring”

Por Óscar Calderón López

“Deja vu”: Sensación de que ya se ha vivido el mismo instante, de que hechos, actos y personas se repiten, alucinaciones o falsos recuerdos de la imaginación y ocurre cuando hacemos, decimos o vemos algo que nos da la sensación de que ya lo hemos visto, o hecho antes.

Ciudad del Carmen.- Siguiendo el esquema de que la historia está condenada a repetirse, tuvimos el atrevimiento, con base en estadísticas y hechos realizados, de hacer una comparativa (hasta la sexta defensa en peso superpluma) en las carreras de dos boxeadores mexicanos, uno de ellos figura mundial, que además de poseer el título univrsal del mismo peso y organismo, han cruzado su vida y carreras por situaciones similares en otros aspectos.

Más que nada esperemos que sea una cábala, y las carreras de ambos terminen de la misma forma, siendo ídolos de multitudes, que coreen su nombre en cualquier arena y sean hombres de bien. Uno ya tiene todo eso, y el otro anda en la lucha por conseguir ese estatus.

En sus lugares de nacimiento no hicieron su carrera deportiva, tuvieron que emigrar muy jóvenes, llegaron a una nueva ciudad que los vio nacer en el boxeo, sin embargo, para consagrarse tuvieron que dejarla y nuevamente entregarse en cuerpo y alma en otra ciudad. Fueron tres ciudades, tres estados diferentes.

No eran los favoritos para coronarse campeones mundiales; sus rivales, ambos de la misma patria, llevaban la delantera para esa noche soñada, tanto en las apuestas como en el corazón del país.

Y dieron la sorpresa, de manera contundente y categórica noquearon al favorito y pasaron a la historia del boxeo mundial coronándose campeones mundiales de peso Superpluma del CMB, el fajín verde y oro que tanto buscaron, además ambos lo hicieron en el mismo estado y país: California, E.E.U.U.

Antes de coronarse, una pelea les puso una mancha en su récord, pero no importó, lo mejor vino después.

Como ya se imaginará estimado lector, estamos hablando del gran Julio César Chávez González y de Miguel Ángel Berchelt Cervera.

Julio César nació en Cd. Obregón, Sonora, vivió en Culiacán, Sinaloa y entrenaba en Tijuana, B.C.

Miguel nació en Cancún, Q. roo, vivió en Mérida, Yucatán y entrena en Hermosillo, Sonora.

Sus rivales en el mismo orden, Mario “Azabache” Martínez y Fernando “Bandido” Vargas eran amplios favoritos para irse esa noche coronados, Julio ganó el título vacante y Miguel se lo quitó al hasta ese entonces campeón en lo que era su segunda defensa.

La mancha en su récord la tuvo primero Julio en su duodécima pelea profesional, en la que el veredicto fue que “perdió por descalificación al golpear terminando el primer round después de sonar la campana”.

Sin embargo, al día siguiente, la Comisión de Boxeo de Culiacán, Sinaloa, de la que se dice que su mánager Ramón Felix era miembro (contra toda la ética posible) modificó la decisión y lo decretó ganador por KOT contra Miguel Ruiz.

Por su parte el “Alacrán” fue noqueado de manera por demás sorpresiva en su pelea número 21 en Palenque, Chiapas por el colombiano Luis Eduardo Florez en marzo de 2014.

El día 10 de febrero en Cancún, a la víspera de que realizara su tercera defensa del campeonato, tuve la oportunidad de platicar con Berchelt, a quien conocí desde su etapa amateur y posterior carrera profesional.

Al quintanarronse le hice el comentario de que ahora, los boxeadores se coronan en el peso donde inician sus carreras y enseguida quieren subir de división para ser doble o triple campeón del mundo en pesos diferentes.

Ello, queriendo emular de manera “express” a verdaderas leyendas como Ray Leonard, Rubén Olivares, Roberto Durán o Alexis Argüello, y creyendo que por eso mismo alcanzarán el mismo lugar en la historia de esos mounstruos sagrados.

Su avidez de fama, que no de trascendencia (ni entienden que es eso) es algo que en ocasiones acorta las carreras de esos campeones “express”, o les impide rendir lo esperado, debido al cambio físico, además de que pierden fuerza en el golpeo y rapidez en brazos y piernas (claro, como todo, hay varias excepciones).

Como siempre, muy maduro en sus respuestas, Berchelt me dijo que su sueño era igualar o superar la marca de nueve defensas que hizo el gran J.C., además de que también iría por pesos superiores, pero hasta que su cuerpo se lo exigiera, algo que realmente le aplaudo.

Miguel actualmente lleva seis defensas de su título y comparando fechas con J.C. tenemos esto:

J.C. se coronó un 13-sep-84 en Los Angeles, California, (tres meses después hizo una pelea de preparación en la Cd. de México) a los siete meses de obtenido el título realizó su primer defensa contra Rubén Castillo (19-abr-85); sus siguientes defensas fueron contra Roger Mayweather +QEPD+ (7-jul-85), Dwight Pratchett (21-sep-85).

Realizó dos peleas de preparación en Las Vegas, después defendió contra el argentino Faustino Barrios (15-may-86), Refugio Rojas (13-jun-86) y Rocky Lockdridge (3-ago-86), hasta su sexta defensa (además de sus tres peleas de preparación).

El sonorense tardó un año y 11 meses en llegar a seis defensas en el mismo número de exposiciones.

Por su parte, el “Alacrán” se coronó un 28-ene-17 en Indio, California; cinco meses después hizo su primer defensa contra Takashi Miura (15-jul-17), sus siguientes exposiciones han sido de la siguiente manera: Maxwell Awuku (10-feb-18), Jonathan Barros (23-jun-18), Miguel Román (3-nov-18), Francisco Vargas (revancha, 11-may-19) y Jason Sosa (2-nov-19).

El quintanarroense tardó dos años y 10 meses en lograrlo.

En esas seis defensas, J.C. ganó dos por decisión y logró cuatro nocauts, con todos sus retadores que merecían serlo. Miguel las hizo con una decisión y cinco nócauts.

El de Cancún necesita hacer tres defensas más para empatar numéricamente al de Ciudad Obregón; quizás las logre en un año más, por lo que sus nueve defensas las haría en aproximadamente cuatro años (para lograr su objetivo propuesto), mientras Chávez las hizo en dos años con 11 meses.

Chávez nació un 22-jul-62, debutó en el boxeo profesional el 05-feb-80 a los 17 años; se coronó campeón del mundo a los 22 años y dos meses, cuando tenía solo cuatro años y siete meses de haber debutado.

Berchelt nació un 17-nov-91, debutó en el boxeo profesional el 17-nov-10 a los 19 años; se coronó campeón del mundo a los 25 años y 10 meses, cuando habían pasado seis años y nueve meses de su debut.

Sí, sabemos que es muy temprano en la carrera de Berchelt para hacer comparaciones, pero no está de más señalar que va por un excelente camino, de la mano de su promotor Mario Abraham (Max Boxing), además del gran equipo de trabajo que tiene con su manejador Alfredo Caballero.

Tarde o temprano logrará sus nueve defensas, si no es que por el paso del tiempo su cuerpo le pide subir de división, donde seguramente también dará de qué hablar, ya que por su altura no debe tener problemas para ganar los cetros ligero y superligero. El tiempo nos dará la respuesta.

5 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deje su comentario!
Porfavor ingrese su nombre