Triunfos de Bohachuk y del “Colorado” Rejón

Mérida.- El ucraniano Serhii Bohachuck ganó sin mayores problemas a un voluntarioso y muy valiente mexicano Alejandro “Pájaro” Dávila, quien puso todo por delante para intentar dar una sorpresa que no le fue y terminar rindiéndose al inicio del séptimo episodio en la pelea estelar de la función promovida por Max Boxing.

Bohachuk, sin echar toda la carne al asador y expectante, hizo valer su jerarquía, sus aptitudes físicas y su innegable mayor capacidad para conectar y socavar gradualmente al americano que terminó claudicando.

El ya acreditado manejador sonorense, Alfredo Caballero, tomó la buena y humana decisión de detener el pleito en un punto en el que el emplumado ya no tenía oportunidad de ganar, alas para volar y solo iba a terminar perdiendo de manera más drástica.

Tras la “madriza” que le dejó al, eso sí digno Dávila, el cuerpo y el ánimo algo más que estropeado, el réferi Miguel Canul (qué están esperando señores de los organismos para ponerlo en una pelea de campeonato mundial) le contó los 10 segundos de rigor en la esquina.

Bohachuk no mostró nada del otro mundo, tampoco fue exigido sobremanera y se limitó a pelear con “el librito”, a usar su distancia en su favor y a hacer lo necesario para ganar y mantener su marca perfecta de 18-0-0 18 kos. El “Pájaro” Dávila quedó 21-2-2, 8 ko’s.

EL RESTO DE UNA BUENA FUNCIÓN

Además de la victoria de Erik “Habanerito” López sobre William Puch, Daniel “Caballo” Lugo (22-1-0, 16 ko’s) sacó a relucir su talento para superar y quitarle el invicto a Miguel Mateos Moreno (11-1-0, 7 ko`s), al superarlo por decisión unánime en pelea en peso pluma en ocho rounds.

Por su lado, Zaíd “Colorado” Rejón (3-0-0, 3 ko’s) derribó en tres ocasiones en el primer round a Faustino Delgado, para noquearlo a los 2:55 minutos.

“El Chac Niño” se puso 3-0-0 3 kos, todos en el primer round y su rival quedó 1-9-0. Ya va siendo hora de que su nivel de rivales vaya en aumento, aunque eso tampoco implica que lo suelten con las fieras.

Creemos que el muy prometedor novato, por su edad (16 años, aún debe de pelear un tiempo a cuatro rounds, pero con rivales que le hagan sacar lo mejor de sí.

Un “huachito” de cuatro o seis rounds sería una buena prueba, no para ver de qué está hecho Zaíd, sino para conocerle más y mejores cosas de las que ya le hemos visto.

En otro pleito, Russell Acosta (2-0-0) venció por amplia decisión unánime a Luis “Wiskas” Saldívar en duelo a cuatro rounds en minimosca.

Por su lado, el maestrito Néstor “Chinito” López jr. venció por nócaut efectivo en tres episodios (1:28) a Gerardo Jerry Sánchez, de Playa del Carmen.

A su vez, el cancunense Francisco “Pulga” Araujo debutó con éxito en el boxeo profesional, al noquear (KO) de manera lucida y espectacular al 1:25 del primer round al yucateco Sergio de la Cruz, con un preciso golpe a la boca del estómago.

El dirigido por Abraham “Baloo” Falcón la llevaba bien, pero fue sorprendido por ese gran golpe que no le dejó otra que ir a “bucear” a la lona.

EL XIX

1.- Otra buena función de Max Boxing, que en estos tiempos de pandemia es la empresa que está sacando el estandarte del boxeo no sólo en Yucatán y en la Península, sino en el sur del país.

2.- Oímos como comentarista al campeón mundial súperpluma del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), Miguel “Alacrán” Berchelt, quien se escuchó bien en la transmisión televisiva de Sipsedeportes.

3.- El cancunense debe estar feliz por el buen desempeño de su recomendado, “Pulga” Araujo, quien se lució en su estreno profesional.

4.- Vaya lluvia que cayó durante la transmisión de la función, siquiera había una carpa encima del ring.

5.- Ojalá que Mr. Tom Loeffer (apoderado de Bohachuk) traiga de nuevo a sus boxeadores a esta plaza, sobre todo cuando haya pasado la calamidad que nos impidió ir a ver esta velada.

6.- Por vez primera en su aún incipiente carrera, Zaíd Rejón fue dirigido por uno de los mejores manejadores de México, el sonorense Alfredo Caballero, quien voló desde la Ciudad de México, para atenderlo.

7.- Lo que son las cosas, en la pelea estelar estuvo en juego un Campeonato Continental de las Américas…lo inexplicable es que uno de los protagonistas es europeo. Es algo así como que esté en juego el título de Tekax y lo dispute un boxeador de Peto.

Así es la seriedad del 90 por ciento de los campeonatos de hoy día.

“LA OSAMINHA”.

8.- Al estilo Peña Nieto y Cuauhtémoc Blanco, el todavía anunciador de estas funciones, “Osama” volvió a meter las cuatro y no por anunciar mal una decisión como en la velada pasada en la que el comisionado en turno hasta blanco lo dejó luego de darle su buen “baño” por decir las cosas erróneamente.

Ahora se le confundieron los números, pues a la hora de dar el resultado oficial de la pelea estrella se le ocurrió ladrar, perdón, decir, que el tiempo oficial fue de 2:50 minutos del séptimo episodio, cuando todo mundo vio y hasta los sordos oyeron por la tv. los 10 estentóreos segundos que Miguel Canul le contó a Dávila al inicio del séptimo episodio.

Para terminar de arruinarla, dijo: “el veredicto”, cuando no hubo un veredicto, pues la pelea no se resolvió por decisión, descalificación o alguna otra vía que no fuese evidente y que dejase aún dudas a los fans. En este caso, ya todo mundo sabía quién fue el ganador.

Lo correcto era: “el resultado oficial”, pues fue por la vía del nócaut efectivo.

Ni el bien recordado “Chino” Wong Llanes (quepd), que era buen anunciador, pero también conocido por sus traspiés con el micrófono, la habría regado así.

Ojalá sí haya presupuesto para la próxima velada.

4 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deje su comentario!
Porfavor ingrese su nombre