Los Armor Kids le hacen “el bending” al coronavirus; no dejan de entrenar

Imágenes de Leslie Santos Bonilla

Con información de la estimada colega Cecilia García Olivieri, publicada en Sumario Yucatán

Mérida- ¿Cómo se hace para ser, como dijo Mohamed Alí “Sabio del boxeo, maestro del baile, artista del ring?”.

¿Cómo se logra, en definitiva, ser campeón?.

El hombre solitario, ahí arriba del cuadrilátero y frente a su oponente lo sabe: hay que tener disciplina y entrenar, entrenar, entrenar hasta el cansancio, no hay más secreto.

Y de esto, los boxeadores yucatecos (promesas del deporte) saben mucho y por eso el coronavirus no impide que estén en forma, lleven una dieta estricta y entrenar todos los días. ¡¡TODOS!!.

Y ni la pandemia los para, es cierto. Tomando las medidas de precaución pertinentes y entrenando en grupos reducidos y a puertas cerradas en Armor Box, un grupo de jóvenes boxeadores de esta tierra ponen todo de sí para ser los mejores, sabios, técnicos y aristas del ring.

Los promueve Emmanuel Alcántara y son entrenados por su mano derecha, el matchmaker Mario Cortés, tipo joven aún, pero ya curtido en el sinuoso, impredecible y azaroso mundo del boxeo.

“EL ROJO”

Pablo “Rojo” Peraza es uno de ellos, “Novato del Año 2019”. Con 19 años, el boxeador yucateco entrenaba en el Estado de México para una pelea a fines de marzo, cuando los carteles comenzaron a caerse por la pandemia.

“Sentí una tristeza enorme, porque después de eso no hubo nada y tuve que regresarme. Sin embargo desde que llegué no paré de entrenar y ojalá que pronto tengamos el “ok” del Gobierno del Estado para las peleas a puertas cerradas”, dijo “El Rojo”.

Para él, el adversario es alguien a quien respeta por su fortaleza mental y física, aunque siempre sube al ring con toda la actitud ganadora y sabiendo a ciencia cierta que va a ganar.

“El Rojo” define su boxeo como de “velocidad, con golpes rápidos que abruman al rival… “Trabajo más en golpes con más contundencia a la hora de atacar”, nos dice.

“El GITANO”

Alejandro “Gitano” Morales es conocido…y temido, por una zurda que sorprende, que no avisa, que llega, más como recto, que en forma de jab, y es demoledora.

Con 24 años, el boxeador veracruzano de nacimiento y yucateco por adopción, fue el preliminarista 2019 y una promesa adicional del pugilismo local.

Cuando se enteró que la pandemia suspendía las peleas programadas, “El Gitano” se sintió abrumado.

“Nos preparábamos para próximas peleas y vino todo esto… Me desanimé mucho, pero uno no puede quedarse así, se me pasó rápido y seguimos entrenando porque el que se queda sin hacer nada, entonces pierde”, cuenta.

“El Gitano” entrena todos los días y siente que su mayor fortaleza son sus ganas de sobresalir.

“Cuando ya mi cuerpo  no puede más arriba del ring, mi corazón contradice a mi mente y me dice que siga, para salir victorioso”, relata.

Como Peraza y otros compañeros que tú, amigo fan ves en esta secuencia fotográfica, “El Gitano” no deja de entrenar y de seguir rutinas estrictas de alimentación, esperando que pronto aparezcan esos adversarios que los llevarán, a él, al “Rojo”, a René Ortiz y a otros, solos, a la gloria.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deje su comentario!
Porfavor ingrese su nombre