El primer boxeador en la historia con la vacuna COVID-19 es yucateco

Mérida.- El boxeo de estos lares ha dado mucho de qué hablar en cuanto a hitos y a sucesos inéditos.

Ya tuvimos a la primera pareja de padre e hijos campeones del mundo, a la primera arena de boxeo en un ruedo taurino techado, al boxeador que más veces completó el tramo de los 15 rounds en peleas de campeonato mundial, entre otros sucesos raros o que jamás habían acontecido.

Y el peso mediano Elías Espadas añade otra cuenta a ese collar de perlas raras del boxeo mundial.

Nadie lo supo, o al menos no fue hecho público, pero en su pelea del sábado 7 pasado en Kanasín contra Darío Ferman bajo promoción de Armor Box, Espadas subió con la vacuna contra la enfermedad de la COVID-19, la cuál se había puesto en septiembre en Estados Unidos.

En entrevista con Península Deportiva previo a su regreso a Florida, donde reside desde 2019, Elías dijo que ante la marea de contagios que hay en esa provincia estadounidense, buscó afanosamente cómo no exponer a su esposa y a sus dos pequeñas.

MIEDO DE SALIR A CASA Y REGRESAR A ELLA CON EL VIRUS

“Era muy difícil para mi salir de mi casa e ir hasta el gimnasio y, además, llegar allá y ver a todo mundo entrenando sin cubrebocas con lo que ello implica, estaba muy expuesto a agarrar el virus.

“Todos están sanos aparentemente, pero nadie puede saber si tienen el virus y si son asintomáticos, así que lo mejor era cuidarme.

“Entonces salió en las noticas que estaban en la 3a fase de la investigación de la vacuna, averigüé y me la puse, me dieron unos requisitos y salió todo bien”, dijo satisfecho.

De acuerdo con el boxeador de A&T, la vacuna procede del laboratorio Sanofi y descartó haber tenido cualquier efecto secundario.

“Ya soy totalmente inmune, me la pusieron, me hice el seguimiento, fui dos veces más a que me hagan chequeos médicos, me sacaron la sangre y todo salió muy bien, y ya tengo los anticuerpos más elevados”, añadió.

De acuerdo con el carismático púgil, el biológico aplicado le garantiza “un 95 o 99 por ciento” el no adquirir la COVID-19.

“Y me dijeron que como es un virus nuevo, pues que va mutando, pero hasta ahora todo muy bien y cuando llegué aquí, me chequé con mi médico y me dijo que estaba por encima de los anticuerpos.

“Aquí me hice ya una prueba de anticuerpos y salió por arriba de la enfermedad; por ejemplo, el 12 por ciento de anticuerpos significa que no tengo el virus.

“El 14 es que estoy sospechoso y 15 es que sí lo tengo y activo, y la prueba aquí en Mérida salió con 16.8, indicando eso que ya tengo los anticuerpos que necesito”, explicó el púgil.

Así, con esa cifra, el doctor me dijo que cuando el coronavirus entra, eso lo mata y estoy ya tranquilo; de hecho, mis amigos me llaman el abuelo que porque soy muy responsable y me cotorrean, pero no pudo exponer a mi familia, a mi esposa y a mis dos hijas, dijo sonriente.

Por eso me arriesgué a ser conejillo de indias, pero todo salió muy bien, concluyó Espadas, quien ya está de regreso en Florida comenzando su preparación, buscando pelear de nuevo en diciembre y si se puede, ojalá y sea en Mérida, finalizó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deje su comentario!
Porfavor ingrese su nombre