A 50 años del inicio de “Cita en el Ring”

Mérida.- “Cita en el Ring”, la transmisión deportiva yucateca y mexicana que más tiempo duró de manera ininterrumpida en el aire, cumple este día 50 años de haber sido presentada en las pantallas de esta ciudad y de buena parte de Yucatán en una saga que comenzó el 5 de marzo de 1970 y concluyó el 9 de marzo de 2005.

Ideado por Eduardo Amer González, el programa tuvo diverso nombres antes del definitivo con el que se perpetuaría en la historia de la idosincracia yucateca y de la televisión mexicana y mundial en la que fue la emisión más antigua hasta algunos años después de concluida.

Don Eduardo (fallecido poco meses después del fin de la emisión), hizo una buena sinergia con el director general de Servicios Informativos y Publicitarios del Sureste (Sipse) Andrés García Lavín, quien fuera su condiscípulo en la Escuela Modelo, para llevar este proyecto a las pantallas.

Ya previamente escribía grandes reseñas del boxeo mundial, nacional y yucateco en el diario Novedades de Yucatán, propiedad también de García Lavín, que inició funciones en 1965.

Así, alentado por el visionario empresario y también por Jorge “Primo” Abraham, quien conducía el programa “Entrevista Deportiva” en el que hacía las veces de “policía” cuando iba un boxeador, pues lo ponían enfrente (fuera de cuadro o de la imagen), para que con su presencia el entrevistado no dijera mentiras para ensalzarse a sí mismo (Abraham no era muy conocedor en boxeo), Amer aceptó iniciar la emisión.

Así, la fecha quedó establecida para el jueves 5 de marzo de 1970 con la denominación de “Las Grandes Peleas del Siglo”, una exhibición de contiendas de difícil adquisición (en ese tiempo) y que sólo fanáticos de pasión exacerbada como Don Eduardo podían tener consigo.

Así, ante la ausencia del internet, del youtube, de las redes sociales y de la venta generalizada de material específico entre televisoras, Amer, con los contactos que había hecho por años en Estados Unidos (fue corresponsal unos 40 años de The Ring), México y otra partes del mundo que había visitado, se había hecho de un acervo de películas en cinta que muy probablemente nadie tenía en el país.

El programa, luego de una última decisión ya no se llamó “Las Grandes Peleas del Siglo”, sino “La Historia del Boxeo”  y comenzó con un éxito que ni Amer, ni el sr. García Lavín se imaginaron, pues a pesar de las carencias escénicas y de producción propias de la época, captó la atención de virtualmente todo el mundo.

Don Eduardo con el púgil amateur Carlos Cárdenas a inicios del presente siglo.

Inseguro por su falta de tablas en la tv. sobre todo en un programa en vivo, Amer no se sintió del todo satisfecho en su estreno y hasta pensó en desechar el proyecto, por esa incertidumbre y, también por el temor de estar violando leyes de derechos reservados por la transmisión de material por el que no tenía permiso expreso de sus autores para transmitir.

“TE VAS AL BOTE SI NO SIGUES CITA EN EL RING”

En una de esas, se encontró con el cónsul de Estados Unidos en Merida, a quien consultó sobre el tema, cuestionándole sobre si podría tener problemas legales por usar y transmitir esas  imágenes, a lo que el diplomático le contestó palabras más, palabras menos:

“Sí, si los vas a tener (esos problemas legales), te lo aseguro….pero si no sigues transmitiendo tu programa y esos vídeos; yo soy el primero en sentarme en mi casa a ver tu programa y me encanta, así que te voy a meter a juicio si no sigues transmitiendo tu programa, le dijo a manera de broma, dándole un espaldarazo para que siguiera con el proyecto.

Así, el sr. Amer prosiguió su saga, que poco tiempo después se llamó “Cita en el Ring” (como todo mundo la recuerda) y que retrató por cuatro décadas (de los 70´s a la primera década de este siglo) el acontecer boxístico del mundo.

Fueron 35 años y cuatro días de un gran viaje por el mundo del boxeo que inició la dupla Amer González-García Lavín, al que con gusto nos subimos y que aún seguimos en nuestros recuerdos.

A continuación una ficha técnica de esa maravillosa emisión:

Nombre: Cita en el Ring:

Nombres Previos: Las Mejores Peleas del Siglo y La Historia del Boxeo

Conductor: Eduardo Amer.

Televisora: Canal 3 de Grupo Sipse.

Ciudad: Mérida, Yucatán.

Concesionario: Andrés García Lavín

Primer día y horario de transmisiones: Jueves a las 22:45 horas (luego pasó a los martes y, finalmente, a los sábados, por la noche y tarde, respectivamente).

Canción de entrada más recordada: Semper Fidelis (Siempre Fieles) de John Philipps Souza (Una marcha militar del Ejército Estadounidense).

Tema de la Primera Emisión: Pelea por el campeonato mundial de los medianos entre Rocky Graziano y Tony Zale (la tercera entre ambos).

Tema de la última Emisión: La tercera pelea entre Julio César Chávez y Frankie Randall en la Plaza de Toros México.

Último entrevistado en el estudio: Juan Carlos Gutiérrez Castillo.

Compañeros de estudio (camarógrafos, floor mánagers, directores de producción: Manuel Baas, Carlos Zozaya, Luis Pacheco, Luis Céspedes, Francisco “Panchito” Herrera, Enrique Medina Ascencio y Ariel Barajas Canto.

Personajes entrevistados: Arturo “Cuyo” Hernández, Ignacio Beristáin, Betulio González, Alfonso López, Víctor Cota León, Rafael Mendoza Realpozo, Miguel Canto, Juan Herrera, Gustavo “Guty” Espadas, Víctor Manuel Quijano, etc.

Patrocinadores: Tlapalería la Unión, Uniformes Tino, entre otros.

Así eran los anuncios de la época.

Anécdotas:

Durante un tiempo, por carencias escenográficas, Don Eduardo empleó como “silla” un cubo de rubick de utilería para un programa infantil que había en esa televisora.

Posiblemente el último programa que transmitió en vivo fue el sábado 15 de abril de 2000, horas después de la coronación de Gustavo “Guty” Espadas jr. como monarca pluma y de ser el primer hijo de un campeón mundial en imitar a su padre como tal.

En la entrevista estuvo Ignacio Beristáin Rocha y como asistentes en el estudio participó entre otros, por falta de personal en ese momento, Russel Gutiérrez Canto.

En una entrevista a Arturo “Cuyo” Hernández, el gran manager jalisciense admitió una de sus múltiples chapucerías al señalar que en el descanso entre un round y otro de una pelea, le hundió con sus propias manos la concha protectora a su púgil a sabiendas de que el rival ya había sido amonestado por un golpe bajo.

Luego, en el siguiente round, el susodicho boxeador, al recibir un golpe más o menos bajo, se tiró al suelo alegando un foul, y como “prueba” le mostró la concha hundida, por lo que el tercero en la superficie, engañado, descalificó al rival que para entonces ya le daba una paliza al “tramposo”.

Así se las gastaba el viejo “Cuyo”.

Gracias a Eduardo Amer por lo que hizo, gracias a “Cita en el Ring”, gracias a Andrés García Lavín, a los patrocinadores de esa gran saga televisiva y a la gente que la disfrutó por 35 años y cuatro días.

Don Eduardo con sus cuatro hijos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deje su comentario!
Porfavor ingrese su nombre