Iniciemos la semana con un tiro de invictos entre el “Chinito” López y René Ortiz

Mérida.- Una pelea que estamos seguros incendiaría cualquier ring de Yucatán u otra parte del mundo es la que sostendrían los novatos Néstor “Chinito” López jr. y el también yucateco René Ortiz.

López (6-0-0 2 kos) es militante de la división gallo y un boxeador que ha generado la atención de los conocedores (que sí los hay, y reales) por su estilo técnico, defensivo en primera instancia, pero con la capacidad necesaria para contragolpear  e ir hacia adelante con efectividad, pero sin perder la cabeza y sin arriesgarse en demasía, gracias al buen manejo de su distancia (tiene brazos largos), y a sus recursos boxísticos como el bending (movimiento de cintura).

El “Chinito”, que en su estampa nos recuerda a aquél larguirucho minimosca de la década de los 70´s y 80´s, Joey Olivo, no es de los que lastiman con su pegada, pero sí le sabe hacer la vida de cuadritos con sus recursos al que sea, sin necesidad de ser de estilo sucio o “apestoso”.

SUPO REPONERSE

Ha mejorado desde aquella pelea en la que pareció ser superado por el fogoso vallisoletano Javier “Caballito” Nic el año pasado y tiene un panorama más que lisonjero en caso de que supere un obstáculo como Ortiz.

René, a su vez (nada tiene que ver con la dinastía de los “Chamacos”, que sepamos), es un pequeño “bulldozer” que peleaba en la división de los plumas, pero que por su baja talla ha tomado la necesaria y, esperamos,  correcta decisión de bajar a peso gallo.

Como el “Chinito”, marcha invicto, también con seis peleas, aunque con solo cinco triunfos, un No Contest y un solo nocaut.

Y también como el “Chinito”, demostró ya que no tiene granadas por manos, pero a diferencia de aquél es más entrón, con algunos fallos defensivos, sobre todo a la hora de soltar las manos.

El estilo agresivo, por momentos “perruno” del joven Ortiz, aunado al de alta escuela (sobre todo siendo un novato) del “Chinito”, deben de ser ingrediente para una pelea interesante, y además emotiva.

Nos imaginamos a un Ortiz, tratando de ingresar a la guardia de un López, de brazos más largos que buscará mantenerlo a raya con jabs, rectos y sorprenderlo con el cruzado de derecha o “levantarlo” con uppercuts, aunque eso ya se verá sobre la lona.

OJALÁ

Ojalá y las empresas Armor Box y Max Boxing, de los señores Emmanuel Alcántara y Mario Abraham, respectivamente, puedan llegar a un acuerdo y presentar esa y otras muy interesantes combinaciones.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deje su comentario!
Porfavor ingrese su nombre