Puch le da la vuelta a la página del “Flash” y gana clara decisión

Mérida.- William “Agresivo” Puch (16-1-0, 6 Ko’s) venció por clara, amplia decisión unánime en ocho vueltas al cancunense Abisaí “Talibán” Palomo a quien volvió a derrotar, para regresar a los rings tras su contundente revés de meses atrás en el mismo escenario del auditorio Polifuncional.

Más allá de su victoria, no deslucida, pero tampoco sobresaliente, lo mejor de Puch fue que no mostró secuelas psicológicas del espantoso nócaut que el coahuilense David “Flash” Martínez le propinó meses atrás en ese miso sitio.

Puch salió decidido a ganar a hacer daño y de ser posible, a noquear pero su pegada regular no le alcanzó ante un siempre duro  “Talibán” al que si bien derrotó con holgura en los puntos, lo hizo empleándose a fondo y con ventaja no muy amplia round por round.

“El Talibán”, un obrero del cuadrilátero, pero al mismo tiempo un hueso duro de roer y que aguanta todo lo que le tiren (Iván “Sonrics” Ramírez no lo pudo noquear) fue un magnífico sinodal para medir las condiciones del de Cacalchén en su retorno a los rings.

Sin Alfredo Caballero (su nuevo manejador) en su esquina, pero sí con un asistente suyo en el rincón, Puch hizo su pelea acostumbrada, agresiva, entrona, de buscar dar primero y más, y aunque no siempre pegó primero, sí conectó mayor cantidad de golpes.

No lució gran avance, se le vio virtualmente igual, pero no pueden esperarse cambios radicales en poco tiempo de convivencia con un nuevo equipo.

Rápido de manos, sin inseguridades heredadas del feo, pero al parecer no traumático nócaut que sufrió, “Puchito” fue siempre al fuego y no tuvo miedo de quemarse; no evidenció en su ánimo temor, o precauciones y sí siempre ganas de halagar a la gente y convencer a los jueces.

Al final, sumó virtualmente todos los rounds del pleito que fue pródigo en acción y por el que ambos merecieron el aplauso de los alrededor de 500 fans que desafiaron al coronavirus y al temor que ya genera.

Los tres jueces vieron la clara victoria del pequeño tanque de guerra de Cacalchén apuntando 79-73 (Ruy Canul y Germán Cubedo y 79-74 (Ariel Ruiz), para la decisión unánime, justa y bien juzgada por ellos.

Fue el segundo triunfo del minimosca yucateco ante Palomo, al que había derrotado de la misma manera en junio de 2018 en esta misma ciudad.

A ver qué viene para “Puchito” en el futuro cercano, quizás alguna pelea en el norte del país en Hermosillo o en alguna plaza de esa zona; sería interesante verlo ya combatir lejos de su “gallinero”.

PIERDE “EL TEJÓN”

En otro resultado de la copromoción de A&T Events and Promotions y Max Boxing, el veracruzano Humberto “Chato” Morales ya puede decir que ganó en Mérida, donde normalmente no le va muy bien.

De manera cerrada, en otra pelea de acción constante, pero con ritmo más lento, el veracruzano radicado en Cancún se desquitó de Roque “Tejón” Mex al que derrotó por cerrada decisión dividida en un fallo que naadie protestó.

El de la tierra de las longanizas se vio como sempre, valiente, entrón, pero ya sin el mismo empuje, quizás porque sus facultades han venido a menos, o porque rivales del nivel del “Chato” son ya una barrera difícil de superar para él.

Un punto deducido por golpe bajo fue decisivo en la derrota del alguna vez prometedor oriental.

Los jueces vieron ganar al veracruzano 76-75 (Germán Cubedo) y 77-75 (Santiago Basto). Jimmy Basto favoreció a Mex 76-75.

DEBUT CONTUNDENTE DEL “COLORADO REJÓN

A su vez, Zaíd “Colorado” Rejón realizó exitosamente su debut como profesional al derrotar por nocaut técnico a los 2:11 del primer asalto a Daniel “Anaconda” Barrera en una pelea que estaba pactada a cuatro rounds en súperpluma.

Zaíd lució bien e hizo lo que tuvo que hacer para dominar y someter a un rival que no salió a tirarse a la lona al primer golpe y que busco acertar un “locazo”, a ver si en una de esas prendía al junior de Luis Rejón.

“El Colorado” no cayó en el error de querer arrasar a su enemigo, y aunque si tomó la iniciativa y tiró muchos golpes, no se “alocó” y fue metiendo a la cacerola a la “Anaconda”, hasta “hervirla” en su propia esquina y forzar la intervención de “Mich” Canula los 2:11 del primer episodio.

Bien se vio el ex internacional amateur mexicano; habremos de sentarnos a ver cómo le va en el futuro. Ojalá y bien.

LAS DEMÁS

Néstor “Chino” López continuó con su récord invicto al vencer por decisión unánime en seis rounds al originario de Playa del Carmen, Alberto “Príncipe” Rivero en peso gallo.

El “Chinito” se confirmó como un buen novato de alta escuela, de boxeo técnico, fino, elegante y veloz, pero que carece de pegada.

No tuvo enfrente a un bulto, sino a un rival de buen nivel que lo hizo esforzarse. Vienen cosas buenas para el hijo de quien le diera más de un dolor de cabeza a Kennedy Mckinney hace ya unos 20 años.

AULLAN LOS LOBITOS

Áxel “Lobo” Talavera derrotó por decisión unánime a Fredy Moo en peso minimosca en cuatro rounds, mientras que su hermanito, Hafit “Lobo” Talavera venció por decisión unánime a Iván “Chino II” López en la división gallo, a esa misma distancia su su debut en el profesionalismo.

Asimismo, Russel Acosta se impuso por decisión unánime a Ricardo Hernández en minimosca en cuatro vueltas en un buen pleito.

KOT RÁPIDO Y CON CLASE

Por su lado, en semicompleto, el cancunense radicado en Mérida, Daniel Sabido noqueó técnicamente a los “54 del primer round al veracruzano Alexánder Rosales, luego de derribarlo y acribillarlo posteriormente en una esquina.

 

Sabido resolvió bien el pleito y aunque falló mucho cuando fue a rematar al coterráneo de Juan Zurita y Agustín Lara, lo acabó bien.

LAS DEMÁS

A su vez, en mosca, Víctor “Vago” Durán derrotó por decisión unánime en seis rounds al veracruzano Raymundo Martínez quien fue un rival más que digno y lo hizo esforzarse al 100 por ciento.

El de Cosamaloapan, Veracruz, evidenció también muchas fallas y carencias del “Vaguito” que se complicó la vida y no supo y menos aún pudo hacerle la faena a un torito de lidia, propicio para que se llevara orejas y rabo.

En la primera de la noche, Sergio De La Cruz derrotó por decisión unánime e cuatro episodios a Luis “Wiskas” Saldívar, en minimosca.

Saldívar sufrió su segundo revés en dos semanas.

EL XIX

1.- Buena velada la presentada por A&T Events and Promotions y Max Boxing.

Extrañó no ver en la arena al estimado matchmaker y promotor Eduardo Kantún Pardillo, quien por motivos de boxeo anda en el extranjero.

2.- Bien dadas las decisiones de la Comisión de Boxeo de Mérida (CBM); ahora nadie “chistó”.

3.- A alguien se le “chispoteó” con la ornamentación del ring, justo en la pelea del “Colorado” Rejón (a mitad de la función) andaban colocando los forros de las sogas y cambiando los esquineros cuando tuvieron más de un día para ello.

4.- “Los Lobitos” llevaron su porra y fue muy estruendosa, le deron ambiente a una buena velada de boxeo.

5.- Nos encontramos en la arena al estimado manejador Román Acosta, quien ya de vuelta tras algunos años en Estados Unidos subió al ring a apoyar a su alumno Abraham Falcón en la conducción del “Tejón” Mex.

Allá mismo se topó con su ex alumno, Miguel Berchelt con el que hubo, según supimos un breve, civilizado intercambio de opiniones y recuerdos, luego del abrupto fin de la relación de ambos en 2014.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deje su comentario!
Porfavor ingrese su nombre