Mérida.- Zaíd Yam se perderá en unos días más su graduación como estudiante de secundaria y aunque le causa anticipadamente cierta nostalgia, prefiere presentar examen para permanecer como integrante de la selección mexicana de boxeo.

A miles de kilómetros de Mérida, Zaid no estará con sus compañeros de escuela, pero sí con los de la selección nacional; sin papá y sin mamá, por vez primera fuera de México, sólo ante los rivles que buscarán eliminarlo rápidamente del torneo con el que se estrenará en Ecuador como miembro del equipo mexicano.

El medallista de plata de la Olimpiada Nacional terminó este día su preparación en Mérida, apoyado por los hermanos “Lizarraguita”, así como por su preparador Samuel Canché, quien además de “agarrarle las paradoras”, le dio un muy reparador masaje sobre la lona del ring del recién estrenado Gimnasio Armor.

Observado por su padre, Luis Rejón Castillo, Zaíd completó su últiimo entrenamiento antes de viajar mañna jueves muy temprano por la mañana, a la Ciudad de México, donde será entregado por su progenitor al Centro Deportivo Olímpico Mexicano CDOM.

Al respecto, el coordinador estatal de boxeo amateur, Alonso “Finito” López confió en que Yam “dé el ancho” y logre quedarse con el equipo, además de traer un buen resultado de Ecuador.

Es bueno el muchcho, pero trato de no decírcelo seguido, para que no se lo vaya a creer dijo entre broma y serio el hijo del inmortal Ricardo “Finito” López.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here