¡¡¡Xux con la defensiva Leones!!!

Ante la mediocridad de sus rivales, los Leones se fugan pero…

Por Jorge Canto Alcocer, publicado en el Diario Por Esto

Mérida.- Perder dos seguidos en casa con el colero es notable, pero es parte del béisbol.

Lo que sí es preocupante fue la forma: en ambos juegos se llegó con ventaja al terreno del relevo corto; en ambos juegos el pitcheo hizo la chamba dominando al rival; en ambos juegos la defensiva falló jugadas rutinarias.

Los Olmecas tuvieron el enorme mérito, de nunca bajar los brazos, pero lo cierto es que los Leones se hicieron el harakiri en dos ocasiones consecutivas y, dolorosamente, cuando tenían todo para ganar.

Dos jugadores contrastantes fueron clave en las derrotas. Ricardo Serrano, un excelente antesalista que no ha podido salir del slump bateador que lo afecta desde principios de la campaña, ahora cometió pecados de fildeo inauditos; y Yuniesky Betancourt, un jugador de cuadro con categoría de Grandes Ligas, pero que aquí entre nosotros está defendiendo la inicial como si fuera novato en su primer año, y no por entusiasta, sino por errático.

El cubano cometió una pifia no acreditada en un tiro de relevo, pero tuvo constantes errores mentales. ¿Qué sucede? ¿Problemas personales? ¿Desconcentración? ¿Mandanga? Lo cierto es que el cuadro de los Leones, que fuera uno de los lujos de la tremenda campaña pasada, no ha estado a la altura. De hecho, ha dejado mucho que desear.

Tal vez Serrano necesite unos días en la banca, pero el caso de Yuniesky es más complejo. No es creíble que un jugador de su categoría no sepa desempeñar su posición, ya que no es la primera vez que la defiende.

¿Acaso le siguen afectando los problemas personales que lo mantuvieron alejado prácticamente todo el primer mes de la temporada? Sería entendible, pero los Leones no pueden estar cargando con semejante losa, mucho menos cuando algunos de sus peloteros fundamentales, como Serrano y Humberto Sosa aún no se han encontrado.

Por otro lado, los lanzadores zurdos siguen quedando a deber. Tomás Solís finalmente volvió a la lista de lesionados, esta vez por tiempo indefinido, lo que significa que aún no está recuperado de su operación.

Alejandro Soto reapareció este domingo, pero fue feamente sacudido por los débiles Olmecas. Ojalá y nos equivoquemos, pero puede ser uno de esos casos raros en los que un buen pítcher simplemente no se acomoda con su equipo.

Por lo pronto, los abridores emergentes “Shito” Rodríguez y José Samayoa han hecho el trabajo, pero un staff de puros derechos es una desventaja que ningún equipo grande puede darse.

Tras navegar en las aguas tranquilas del Sur, los selváticos viajan a tierras norteñas, enfrentando esta semana a dos de los más fuertes candidatos a disputar la Serie Final: los tremendos Sultanes de Monterrey, que se están robando la competencia en su división, y los Acereros de Monclova, que ya están en tercer sitio, intentando poner cerco a loa Sultanes y a los Toros de Tijuana.

Si Leones no hacen los ajustes, las cosas se pueden poner color de hormiga. Veamos cómo resuelve el venezolano Willie Romero lo que parece el primer gran obstáculo en la carrera en pos del sueño del campeonato.

 

Notas relacionadas

Escribe un comentario