Los Ángeles.- El campeón mundial pesado del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), el estadounidense Deontay Wilder, retuvo su corona al conseguir un difícil y complicado empate en 12 rounds contra el también todavía invicto, el ex monarca del orbe unificado, el inglés Tyson Fury, en el combate estelar de una interesante cartelera promovida este sábado en el Staples Center de Los Ángeles, California.

El pleito, uno de los mejores de tiempos recientes en la división de los completos,  fue intenso en todo momento, con un peleador muy técnico y táctico como Fury, frente a un noqueador como Wilder, que lució desajustado en buena parte del combate, pero que sobrevivió como Campeón Mundial gracias a caídas que le propinó al inglés en el noveno round, y en duodécimo y último asalto.

Sin esas caídas, el Staples Center hubiera sido escenario de la coronación del peleador inglés, que llegó a su segunda pelea de campeonato mundial, después de tres años, cuando conquistó las fajas mundiales de la AMB, la FIB y la OMB, a finales del 2015, al vencer por decisión a Vladimir Klitschko.

Tyson Fury debió abandonar el boxeo por mucho tiempo, debido a un retiro forzado, producto de la depresión y el consumo de drogas y alcohol. Pero esta noche en Los Ángeles, se lució forzando un empate con sabor a victoria, por toda su historia reciente que lo deja en escena como un ganador. Al final de la contienda de este sábado, los jueces decretaron un empate, con tarjetas de 115-111 para Wilder, 114-110 para Fury y 113-113.

El primer asalto comenzó lanzando chispas con un Wilder manteniéndose al ataque, mientras Tyson lo esperaba paciente para contragolpear. Una derecha de Tyson aterrizo completa al semblante de Wilder que no se desesperó.

El segundo se vio más activo Wilder buscando a Fury, que se manutuvo a distancia con su jab de izquierda. Una derecha de Wilder corta conecta a Fury que lo pone en aprieto sin mayor agresión.

Wilder se mantenía moviéndose hacia adelante todo el tercero. Tyson aun no encontraba la manera de conectar algo que cambiara el curso del pleito.

El quinto Wilder lanzó volados de derecha a la cabeza de Tyson que seguía en retroceso sin buscar el pleito.

En el sexto, Wilder sigue al ataque manteniéndose frontal lanzando volados que Tyson solo respondió con tímidos jabs que no movían al peleador de Alabama, Fury comenzó a verse más abierto y conectó jabs que hicieron retroceder a Wilder.

En el séptimo, Fury conecta sólidas derechas al rostro de Wilder. Golpea bien, y se defiendo mejor ante un Wilder que a ratos luce desesperado. El ojo izquierdo de Wilder luce inflamado, de los buenos golpes lanzados por Fury.

En el octavo, los dos se dieron buena metralla, pero dejando el asalto en la bandeja al final del ultimo asalto que Wilder posiblemente robó.

En el noveno, Wilder manda a la lona a Fury, con una derecha a la cabeza, que llegó después de otra derecha al mentón. Pero rápidamente, Fury responde y pone en malas condiciones a Wilder. Éste lanza mazazos en busca de golpes de nocaut, pero no lo consigue.

En el décimo Wilder comenzó a esperar a Fury que comenzaba a ser más agresivo y moverse. Fury vuelve a controlar las acciones, moviéndose con mucha inteligencia en el ring. Fury hace un buen trabajo con una simple combinación.

Ya en lo último, los dos comenzaron a verse cansados y lanzando volados trataban de terminar esta pelea.

Al inicia el doce asalto, Wilder tumbo a Fury con una combinación de derecha izquierda. Cuando ya estaba casi listo para perder, Fury se reincorporó. Los dos sin fuerzas lanzaron lo último, luciendo Fury una tremenda capacidad de recuperación.

Al final los jueces formalizaron el empate. Wilder dejó su palmarés en 40-0-1, con 39 nocauts, mientras que Fury, dejó su record en 27-0-1, con 19 nocauts, pero con un triunfo moral después de duros antecedentes que lo obligaron a alejarse del boxeo profesional.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here