Mérida.- Los Diablos de la Bojórquez sacaron el trinchante e “hicieron su maldad” a los Rockies de las Comisarías a los que les dieron una paliza de padre y señor nuestro al son de 34×1 en un score que carece de antecedente en la historia de la Liga Meridana de Béisbol que este sábado inició así, de esta despiadada manera su semana nueve.

Comandados por el cañonero Luis Mauricio Suárez, los luciferes impusieron récords con esta paliza a los Rockies de las Comisarías en el campo de la comisaría de Caucel.
 
EL HOMBRE RÉCORD DE LA LIGA MERIDANA
 
Los récords que los Diablos impusieron recayeron en la persona de Luis Mauricio Suárez, pues fue el primer pelotero que batea cuatro cuadrangulares en un juego, es el primero en conectar dos en una misma entrada y además producir 10 de las 34 anotaciones coloradas y batear de 6-6. 
 
Además, los pingos son el primer equipo que anota 34 carreras, conectaron la friolera de 11 palos de vuelta entera.
Tan solo en la parte alta del cuarto  episodio desfilaron en la caja de bateo 26 luciferes.
 
Nadie en su sano juicio podría haberse imaginado la catástrofe que se avecinaba, esto por la manera en que el encuentro inició.
 
En el cierre del primer capítulo, los locales Rockies, se fueron adelante en el marcador ante los lanzamientos de Víctor Espinoza que se acreditó la victoria. Anthony Claudio fue golpeado, seguidamente se estafó la intermedia y la tercera colchoneta, desde donde anotó con sencillo de Lázaro leal, para el 1×0.
 
Hasta ese instante, todo parecía miel sobre hojuelas para los Rockies. Sin embargo, estaba en puerta una hecatombe para el equipo de las comisarías.
 
La historia inició en la segunda entrada donde el abridor de casa, Daniel Brito, quien se llevaría la derrota, aceptó las primeras nueve anotaciones de los kisines, tolerando los 3 primeros cuadrangulares, José Cerón, Luis Mauricio Suárez e Hiram Martín.
 
E INICIÓ LA HECATOMBE
 
Y se vino la eterna parte alta de la cuarta entrada, la cual duraría más de una hora. Con los dos cuadrangulares de Luis Mauricio Suárez, uno más de  José Cerón de Grand Slam; el debutante, Yasiel Agete también desforró la pelota, pero en solitario. 
 
Anthony Claudio subió a la loma de las responsabilidades. Aarón Olivera también sacó la pelota del parque; al igual que Hiram Martin.
 
Raúl Graniel entró a lanzar y también se llevó su ración, Henry Carrillo la desapareció por encima de la barda. Al terminar la entrada y se asentó el humo de la pólvora, los Diablos ya tenían 32 anotaciones.
 
En la séptima entrada los escarlatas hicieron dos carreras más para poner la pizarra final de 34 x 1.
 
La serie continua este domingo en el campo de la colonia Bojórquez, a las 12:30 horas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here