Atlantic City.- El boxeador yucateco Elías Espadas registró esta noche el primer No Contest de su carrera luego de sufrir un cabezazo que derivó en una aparatosa herida en el rabillo de su ojo izquierdo.

La laceración propició la detención de su pleito con el local D´Metrius Ballard en el tercer round de la pelea que protagonizó la velada promovida aquí por Top Rank Promotions.

Elías Espadas (18-4-0 1 NC 13 kos), boxeador de la empresa A&T Events and Promotions, había acumulado, hasta el momento de la detención, una ligera ventaja.

Ello, luego de un primer round que redituó poco para ambos, aunque ligeramente más para su esquina encabezada por el muy reconocido cubano Pedro Díaz.

INICIO CAUTO

El de Mérida, Yucatán, comenzó cauto el combate, al igual que el de Temple Hills Maryland (20-0-0 1 NC y 13 kos), pero lanzó más golpes.

También tuvo un poco más de iniciativa en ese round uno que sí fue de estudio, pero que trminó mal y fue definitorio para el resultado de las acciones.

En los últimos 25 segundos de ese primer round, Ballard fue por Espadas y al buscar entrar en terreno corto, lo encontró, dándose ambos un fuerte topetazo del que salieron quejándose.

Empero, para su mala fortuna, Elías Espadas, además resultó con sangre corriendo por el lado izquierdo de su cara y por su hombro y pecho.

EL MÉDICO DIJO OK

La hemorragia era profusa, y aunque la herida no parecía estar encima de la ceja o en el párpado, lucía aparatosa, pese a lo cuál, el médico de ring permitió que las acciones continuasen.

Ya para el segundo, ambos boxeadores comenzaron a soltarse y Espadas se decidió, quizás apresurado por la herida y por cómo la considerase el jurado, a soltar más las manos.

Así, se arriesgó y atrevió ante su enemigo que buscaba también conectarlo, pero sin poderse acomodar.

Luego de casi tres minutos en los que no hubo dominio claro de ninguno, Espadas se lanzó en los últimos segundos.

Conectó bien al moreno al que envió a las cuerdas y golpeó con un par de combinaciones que le permitieron llevarse el round.

Después de una nueva revisión en el que el médico probó la visión del yucateco, quien “pasó” el examen, Espadas asumió el control del combate golpeando a Ballard y poniéndolo contra las cuerdas.

Allá, lo estremeció y se vio muy dominador de las acciones, arriesgándose a un golpe que pudiera empeorar su lesión.

Sin embargo, siguió con el mismo ritmo aunque ni tardo ni perezoso, Ballard le puso pantalones al asunto y comenzó a contratacar.

Así, el estadounidense se fue encima de Espadas a quien comenzó a dominar, para verse mejor, antes de que ambos se trenzaran en un intercambio de golpes que no llegó a más, luego de que el réferi Benji Estévez detuviese el duelo.

Algo sobre Elías “Omarcito” o “El Inocente” Álvarez, en la mira de Elías en 2018

Sangrando ya Espadas de manera manifiesta, Estévez lo llevó con el médico, quien ahora sí determinó el fin de las acciones.

Aparentemente, la decisión del médico se debió a la cantidad de sangre que ya fluía, pese al esfuerzo de su esquina por contenerla  y por estar apenas en el tercer episodio.

El veredicto oficial fue de No Contest (combate nulo), de acuerdo con las reglas de la Comisión de Boxeo de New Jersey, que así lo prevén en caso de un corte accidental dentro de los primeros cinco rounds del combate, que impida su continuación.

QUIEREN OTRO TIRO

Espadas y Ballard coincidieron al final de las acciones en que debería haber una continuación de su duelo y el mexicano consideró que sí podía y quería haber proseguido, pero aceptó y respetó la decisión del médico.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here