Un corto circuito cancela oficialmente el último de la serie en Cancún

Los Tigres ganaban 5×2 cuando el incendio botó la malla protectora del “Beto Ávila”

México.- La Liga Mexicana de Béisbol (LMB) informó esta madrugada de lunes que el tercer juego de la serie entre los Diablos Rojos del México y los Tigres de Quintana Roo, disputado este domingo en el estadio Beto Ávila, queda oficialmente cancelado.

Lo anterior obedece a que, cuando el juego se desarrollaba en la parte alta de la sexta entrada, con pizarra de 5×2 a favor de Tigres, ocurrió un corto circuito en el suministro eléctrico que derivó en la rotura de uno de los cables tensores de la malla protectora del back stop.

Por ello, y debido a que se presentaron variaciones de voltaje en las torres de alumbrado, la LMB, en conjunto con Protección Civil, decidió que el juego no continuara por la seguridad de los aficionados, jugadores, cuerpos técnicos y personal del estadio.

En apego a las indicaciones de Protección Civil y al Reglamento de la LMB y dado que las fallas suscitadas en el estadio son responsabilidad del equipo local, el juego queda cancelado, por lo que los Diablos Rojos mantienen su récord de 28-16 y los Tigres de Quintana Roo de 28-14.

La serie queda 2-0 en favor de los pingos.

Notas relacionadas

Escribe un comentario