Puebla.- Los Lobos de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla dieron esta tarde una de las remontadas más espectaculares en la historia de la Liga de Ascenso y, quizás, del balompié mexicano al echar todos los kilos y liberar su espíritu depredador que les permitió echar al basurero una desventaja de 0-3 y terminar goleando 4-0 al Mérida para avanzar a la semifinal del actual torneo del circuito.

Tal como sucedió hace una semana en Mérida, el equipo cánido se metió al tren del triunfo con una anotación y ya no se bajó del vagón del gol que lo condujo de manera merecida, legítima y justa a eliminar a los sureños que pasaron, posiblemente, la más grande vergüenza de esa franquicia que aún trata de echar raíces en la llamada “Ciudad Blanca”.
el Mérida, que llegó con una comodísima ventaja a esta ciudad, no se esperaba la tarde de gatos
negros que le esperaba en el estadio Universitario de la BUAP, donde llegaban
con ventaja de 3-0 y terminaron cayendo 4-0 (4-3 global) ante una escuadra de los Lobos que desde el primer minuto de
 
partido no le dieron respiro al conjunto meridano, para así, sentenciar la serie a
su favor.
Los goles de la BUAP fueron por conducto de
Aparecido de Lima, Eduardo De Souza en par de ocasiones y de Adrián Sánchez.
Los Lobos necesitaban un gol tempranero, pero ni
ellos mismos se imaginaban que llegaría tan pronto. Un centro desde la
izquierda que no pudo ser rechazado por la defensa yucateca terminó justo para que
Aparecido de Lima fusilara a Eder Patiño, apenas al minuto cuatro.
El CF Mérida intentó tomar el balón y ser el
equipo peligros del juego de ida, pero en una descolgada, Hebert Alférez se fue
solo frente a Eder Patiño y éste tuvo que salir de su área para tapar la opción
del segundo tanto poblano, pero el esférico lo golpeo en la mano y el árbitro,
de forma rigurosa, lo expulsó para dejar a los visitantes con uno menos. 
Valiño movió sus piezas, entró el segundo
arquero, César Ríos, en lugar del delantero Ever Alfaro.
El CF Mérida, fiel a su costumbre, no se
replegó, salió en busca del resultado y del gol que le diera tranquilidad. Así, r
emates potentes de Marco Gómez y Paul
Uscanga, pusieron en predicamentos al cancerbero Óscar Jiménez.
Poco a poco el hombre de menos le pasó
factura a la oncena meridana y Lobos tomó nuevamente al mando del juego.
Un gol de tiro libre de Eduardo De Souza y
un remate de cabeza de Adrián Sánchez, dejaron los cartones 3-0 en favor de los
locales (3-3 global) al culminar los primeros 45 minutos.
El segundo tiempo fue casi en su totalidad
del Mérida. Diego Jiménez intentó por todos los medio crear opciones de gol en
el arco de la BUAP, pero la anotación no se concretó.
Disparos de larga distancia de Paul Uscanga,
Juan Carlos García y Edgar Martini, no pudieron tocar las redes enemigas porque
el arquero de Lobos estuvo acertado.
A sabiendas de que con un gol estaba en las
semifinales, el cuadro yucateco se fue con todo al frente, dejando solamente en
el fondo a Jorge Campos para resguardar a César Ríos, quien salvó al conjunto
meridano anteriormente.
En un contragolpe, el balón le picó extraño
a César Ríos y se fue a donde estaba Eduardo De Souza para con tranquilidad
colocar la pelota en el fondo de las redes y decretar el pase de los Lobos BUAP
a las semifinales del Torneo Apertura 2012 del Asenso MX.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here