Tampa
Bay.- Existen muchas dudas sobre si Alex Rodríguez podrá regresar a ser un pelotero productivo
en Grandes Ligas, pero el antesalista de los Yanquis de Nueva York demostró
la tarde del miércoles que aún le queda algo de poder en el bate.

El
toletero de 39 años de edad estaba de plácemes tras conectar su primer
cuadrangular con el uniforme rayado desde septiembre de 2013. No obstante,
Rodríguez fue comedido en su celebración, reiterando que aún le queda un largo
camino por recorrer.

“Me siento muy feliz, no he golpeado una pelota así en
mucho tiempo, en casi dos años”, dijo “A-Rod” al concluir el partido de
exhibición contra los Medias Rojas de Boston, una derrota 6×10 para los Yanquis.

“Se
siente bien y estoy feliz de que pude contribuir al equipo, pero de nuevo,
estamos sólo a principios de marzo y veremos qué sucederá más adelante”,
agregó. “Tengo que hacerlo en Nueva York, que es donde cuenta”.

Rodríguez
dijo que no supo de inmediato que sería un vuelacercas al hacer contacto con la
recta de 89 millas por hora del lanzador Brandon Workman, pero que al ver la repetición se sintió
muy satisfecho con su swing y en particular al ser selectivo con los pitcheos.

“Este
parque es uno de los más grandes donde jugamos y realmente nunca se sabe si va
a ser un cuadrangular. Los jardines son un cementerio”, explicó.
“Además, no he golpeado una pelota así en mucho tiempo, así que no sé lo
que terminará siendo un jonrón y lo que no”

El
dirigente Joe Girardi se demostró muy complacido con los turnos que tuvo
Rodríguez, pero al mismo tiempo enfatizó que había que evaluarlo dentro del
marco de los entrenamientos primaverales.

“Alex
se está colocando en buenos conteos y en una buena posición para batear. No lo
veo persiguiendo lanzamientos fuera de la zona, lo cual es crucial no sólo para
él sino para la mayoría de los bateadores. Hemos hablado de que queremos ver al
bate mejorando a medida que pasa el tiempo y lo hemos visto en varios jugadores
y él es uno de ellos”, indicó Girardi.

“Pero
la realidad es que cuando uno realmente quiere ver a los jugadores batear bien
es el 6 de abril. Esa es la meta. Pero quiero verlos comenzar a batear bien y
que sus turnos sean cada vez mejores, y ha sido así, sus turnos al bate han
sido bastante buenos”.

“A-Rod”
indicó que no sintió ningún “alivio” al poder demostrar que todavía
tenía la capacidad de conectar cuadrangulares y citó una conversación con Gene
“Stick” Michael, ejecutivo de los Yankees y ex dirigente y gerente
general del equipo, quien dijo le ofreció “palabras de sabiduría”
previo al partido.

Michael
explicó que su conversación con Rodríguez consistió en simplemente indicarle
que aún creía en su habilidad como toletero.

“Sólo
le dije que confiaba en él y que confiaba en que todavía podía ser un gran
bateador. Ya ha demostrado que puede llegarle a la pelota y que su swing no
está demasiado fuera de ritmo, lo cual me sorprendió”, señaló el
vicepresidente y asesor senior del equipo

“Hablé
con él antes del juego de hoy y me preguntó si veía algo”, continuó
Michael, “yo no hablo mucho acerca de batear ni nada de eso, sólo le dije
que creo que todavía puede hacerlo. Él sabe cómo jugar, sabe cómo batear, creo
que sólo necesita jugar. Necesitará una gran cantidad de turnos al bate, pero
eso llegará”.

 Hank Steinbrenner evocó las palabras de
Michael, diciendo en un aparte con ESPNDeportes.com que el éxito que ha tenido
Rodríguez esta primavera no ha sido ninguna sorpresa.

“Lo
que ha logrado es muy alentador, Alex ha hecho todo lo que se le ha pedido
hasta ahora y eso es lo más importante y esperemos que continúe así”, dijo
el hijo mayor del legendario “Boss” George Steinbrenner.

Y
la realidad es que el mismo Rodríguez ha preferido mantenerlo todo en justa
perspectiva, aunque afirmó sentirse muy agradecido del apoyo de los fans de los
Mulos, muchos de los cuales le dieron una ovación de pie tras su cuadrangular
en el George M. Steinbrenner Field.

“Siempre
habrá dudas de lo que podré lograr ya que no he jugado en mucho tiempo. Es un
juego difícil y lo que estoy tratando de hacer no es algo que mucha gente ha
logrado, así que estoy trabajando duro todos los días con la esperanza de hacer
el equipo y contribuir de alguna manera”, destacó A-Rod.

“Definitivamente
me siento bien y siento que estoy jugando buena pelota. No tenía ninguna
expectación, el spring training no significa mucho, pero estoy dando señas que
puedo ayudar al equipo y la gran acogida que he recibido de los aficionados ha
sido una agradable sorpresa”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here