Sus presuntos nexos con el crimen impedirían a Márquez alcanzar a la “Tota”

El gran Antonio Carbajal seguiría siendo el único “Cinco Copas” mexicano

México.- La noticia surgida este día del Departamento del Tesoro de Estados Unidos respecto a que el futbolista michoacano Rafael Márquez Álvarez tendría nexos con el crimen organizado, en concreto con el narcotráfico, al servir de “prestanombres”  a un presunto “capo” Raúl Flores Hernández, no solo pondría triste fin a la carrera de un icónico futbolista, sino que le impediría alcanzar una última gran meta de su ilustre trayectoria.

Márquez, titular de la selección mexicana de fútbol en los cuatro últimos mundiales a partir de 2002 en Corea y Japon, se quedaría en la orilla, a tan solo unos cuantos meses, de poderse convertir en el segundo jugador de este país en jugar una quinta Copa del Mundo.

El señalamiento, venido de Estados Unidos eliminó de manera automática a Márquez Álvarez la visa para acceder a Estados Unidos.

Ciertamente, el próximo Mundial de Fútbol no será en Estados Unidos, pero la eliminación de la visa, y sobre todo su involucramiento en un caso de esta índole investigado implica, por un reglamento interno de la Federación Mexicana de Fútbol (Femexfut) que no pueda pertenecer a ninguna de sus selecciones, según se informó esta tarde en el espacio de Enrique Campos Suárez en el informativo vespertino de Radio Fórmula.

De tal forma, el defensa, ex del  As de Mónaco, ex del Barcelona y de otros clubes, se quedaría, de prosperar negativamente estas investigaciones en su contra, a meses de poder igualar a Antonio “Tota” Carbajal en cuanto al número de Copas Mundiales de Fútbol disputadas.

Carbajal jugó la Copa de Brasil 1950, la de Suiza 1954, la de Suecia 1958, la de Chile 1962 y la de Inglaterra 1966, donde solo participó en un encuentro.

Márquez, a su vez, ha jugado cuatro Copas del Mundo, comenzando en 2002, siguiendo en 2006 (Alemania), 2010 (Sudáfrica) y 2014 (Brasil).

 

Notas relacionadas

Escribe un comentario