Publicado en el diario Esto


México.- Aunque advierte que Sergio “Maravilla” Martínez tiene programada “una dura pelea” contra el británico Martín Murray en el estadio Vélez, en Buenos Aires, el Consejo Mundial de Boxeo da por hecho que el ídolo argentino le dará desquite a Julio César Chávez júnior en el otoño próximo, dado que ambos han manifestado su voluntad de sostener un segundo encuentro.

Martínez se enfrentará a Murray el próximo día 27 en la capital de su país, ante una entrada histórica de 40 mil espectadores, lo que refleja el bum que cobró la trayectoria del “Maravilla” por su victoria sobre el hijo del inmenso JC Chávez.
Una segunda entrevista entre Martínez y Chávez sería con la corona universal absoluta de peso medio en juego.
Ayer, el presidente del CMB, don José Sulaimán, dijo que “desde el principio, el mismo Sergio Martínez ha manifestado que dará revancha a Chávez”, y explicó que el Júnior “salió por varios meses de nuestras clasificaciones mundiales por estar suspendido indefinidamente por el CMB (la inhabilitación por parte de Nevada vencerá en junio próximo), y será reinstalado”.
El alto comisionado boxístico indicó que la reclasificación de Julio hijo se condicionó “a que presentara la carta que le pedimos y que pagara la multa (de 20 mil dólares, que le impuso el CMB). Llegamos a un acuerdo verbal y quedó de presentarla”.
Los que saben de este negocio afirman que Martínez-Chávez II se celebraría el próximo 16 de noviembre.

“VENENO” RUBIO

Como tercero en discordia, sin embargo, surge Marco Antonio “Veneno” Rubio, de quien el propio CMB anunció que aparecerá como retador obligatorio del “Maravilla”, en las próximas listas.
El pasado 22 de marzo, un comunicado del Consejo Mundial de Boxeo señalaba lo siguiente:
“Después de proceder en conformidad con el proceso administrativo de resolución de quejas y apelaciones del WBC, la Corte de Arbitraje Deportivo (CAS) emitió un laudo aceptando ratificar la resolución conciliada de protesta de Rubio, respecto a su pelea por el título mundial WBC de peso mediano del pasado 4 de febrero del 2012 contra el (entonces) campeón Julio Cesar Chávez Jr. La protesta de Rubio se basó en el fallo del Estado de Texas para ordenar y administrar exámenes anti-doping.
“El laudo del CAS requiere que el CMB reinstale a Rubio como retador oficial en la división de peso medio. Rubio fue el retador oficial de la división al momento de enfrentar a Julio Cesar Chávez júnior. El CMB siempre ha apoyado la carrera de Rubio y considera justo que reciba otra oportunidad por el cinturón verde y oro del CMB, siempre que todos los protocolos antidoping sean seguidos debidamente”.
Ayer, don José expresó: “Nuestro compromiso, el arreglo, es después de la revancha. Martínez y Chávez van a estar enterados que el ganador debe pelear con Rubio. El acuerdo entre los representantes del Consejo Mundial y Rubio es que peleará con el ganador. Y vamos a mandar cartas a los dos, para enterarlos. El CMB le dijo a Rubio: con mucho gusto”.

CONTRA BARKER

El regreso del Júnior se contempla para el 22 de junio en la Arena Ciudad de México. Se afirma que el inglés Darren Barker (25-1, 16 KOs) tiene más posibilidades que el estadounidense Brian Vera (23-6, 14 noqueados). El único tropiezo de Barker ha sido contra “Maravilla”. La factibilidad de que la próxima pelea de Chávez se presente en un gigantesco escenario como es el Zócalo capitalino luce muy cuesta arriba porque necesitaría un rival “de arrastre” y ese solamente sería el “Maravilla”.
Matthew Macklin, el tercer posible adversario para Julio citado por Bob Arum, habría quedado descartado, dado que negocia una pelea contra Andy Lee para el 11 de mayo, en una promoción de Lou DiBella para HBO. Otro candidado para combatir con Chávez en junio es el veterano alemán Félix Sturm.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here