Sufre el “Zurdo” Ramírez al final, pero retiene ante Jesse Hart

Gana decisión unánime esta noche en Tucson para retener el cetro mundial súpermedio de la OMB por segunda ocasión

Tucson.- El boxeador sinaloense Gilberto “Zurdo” Ramirez aguantó un difícil, duro final de pelea en el que él también dio lo suyo y logró retener por decisión unánime el campeonato mundial súpermedio de la Organización Mundial de Boxeo (OMB) en una muy buena pelea desarrollada en el Centro de Convenciones de esta ciudad.

Ramírez, con boxeo aceptable, aunque con fallas en su defensa y en la aplicación de su estrategia en la que a diferencia de casi todas sus peles ahora debió pelear en terreno corto por la enorme estatura del estadounidense (1.97 m por 1.91 de él), le echó ganas a la pelea para llevarse una cerrada, pero justa decisión del jurado.

Los jueces Chris Flores, Glen Feldman y Lynne Carter, votaron 115-112. 114-113 y 115-112 en favor del mazatleco Ramírez que sigue en ascenso hacia las más altas esferas del boxeo mundial.

El final fue de real y legítimo alarido, pues ambos se pusieron al borde del nócaut en el último minuto de la pelea, pero les faltó el golpe definitivo para lograrlo. El que hubiera caído, seguro ya no se levantaba por lo cansados que ambos estaban.

La pelea fue de un toma y daca, con grandes momentos en los rounds por la entrega de ambos que se dieron con todo al final, aunque el mazatleco fue quien sacó la mejor parte de la pelea, dominando buena parte de la primera mitad, en la que destacó una caída en el segundo round que pesó en la contabilidad de manera importante.

Luego de un primer asalto difícil, en el segundo Ramírez mandó a la lona a Hart con un gancho de izquierda que lo puso en malas condiciones.

Hart logró levantarse con algunos problemas, tambaleandose, pero Ramírez a pesar de su esfuerzo no lo pudo cazar. Esta fue la única caída en este combate.

Hart fue salvado por la campana en ese segundo asalto, y sometido a un intenso ataque en el tercero, en el que incluso recibió un golpe bajo que lo obligó a tomarse unos segundos para recuperarse.

Ramírez continuó con su ataque en el cuarto round, presionando en todo momento a Hart, pero tampoco lo pudo definir. A partir del quinto, se vio una llamativa reacción de Hart, quien tomó la distancia y conectó con más soltura a un sorprendido campeón mundial mexicanos.

El combate se mantuvo muy parejo, destacando el noveno asalto cuando una dura derecha de Hart hizo retroceder a Ramírez. Este fue uno de los mejores asaltos de la pelea, muy intenso, pero sin ventaja clara para alguno de los peleadores.

Los rounds finales también fueron muy intensos, por el empuje de Hart y la falta de definición de Ramírez, en medio que se mantuvo activo lanzando golpes como en el último minuto de la pelea cuando en plena crisis, pareciendo que se iba a la lona, regresó para casi noquear al estadounidense.

Con esta victoria, Ramírez mejoró su record a 36-0, con 24 nocauts, mientras que Hart vio caer su invicto en 22-1, con 18 nocauts.

 
 

Notas relacionadas

Escribe un comentario