Por Esteban Cruz Obando de Podiodeportes

Mérida.- Vestido con el uniforme de Saltillo, por primera vez en el Kukulcán después de 11 temporadas, Luis Borges se ríe al escuchar la primera pregunta del reportero.

“No soy un León, soy un yucateco vestido de sarapero y me siento bien, me siento contento. Porque todavía hay Luis Borges para rato en la LMB, muchos pensaban que estaba cerca del retiro, pero no es así, tengo 33 años y con lo mejor de mi carrera por delante” dijo.
 
Borges llegó el martes al parque Kukulcán y por primera vez en los últimos 11 años se vistió en el lado de los visitantes, algo que también hizo cuando jugó para los Langosteros de Cancún, ya en los lejanos 2001 y 2002, antes e de llegar a Yucatán a partir del 2003 para suplir a Juan José Pacho en la difícil posición de paracorto.
“Estoy muy contento porque el béisbol en Yucatán sigue vigente, estoy contentó porque me esta yendo bien, porque la directiva de los Saraperos me ha tratado como nadie lo ha hecho en mi carrera. Me han dado mi lugar y siempre han estado pendiente de los necesidades. Estoy agradecido con el béisbol” agrega.
Luis Borges ya no defiende los colores de los Leones de Yucatán, pero sigue siendo orgullosamente yucateco.
“Ahora en Saltillo estoy poniendo en alto el béisbol de Yucatán”, momentos ante de entrar a jugar la noche del martes y convertirse, como muchas veces lo hizo en sus once años como melenudo, en el héroe ofensivo de la noche.
A sus detractores, Borges dijo que las cosas se demuestran en el terreno de juego y anoche se fue de 4-2 con una carrera producida y una anotada. Sus porcentaje de bateo es el mejor del equipo regular hasta este miércoles, con .395.
Si termina la temporada arriba de .300 habrá ligado siete temporadas con al menos ese porcentaje de bateo.
“Las cosas no se han dado solas, estoy jugando bien y estoy sano que es lo más importante en este deporte. Cuando digo que muchos pensaban que ya estaba para el retiro no me refiero a nadie en particular, sino a lo que dice por allí, no me refiero ni a la directiva de Yucatán, ellos se merecen mis respetos. Uno nunca sabe, a lo mejor regreso a Yucatán más adelante”, mencionó.
Como despedida, Borges pidió a los aficionados que sigan apoyando a los melenudos.
“El verdadero aficionado es el que está con su equipo en las buenas y en las malas”, concluyó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here