Mérida.- El anuncio que el entonces gobernador Rolando Zapata Bello hizo el 18 de noviembre de 2017, respecto a la creación de un fideicomiso con un fondo inicial de 10 millones de pesos, para el Salón de la Fama del Deporte Yucateco, finalmente no fue, ni será realidad.

Los 10 millones de pesos, prometidos, o al menos anunciados por el ya ex mandatario en la ceremonia de entronización de la clase 2017 del recinto, tenían como objetivo consolidarlo y mejorarlo.

“Creo que fueron buenas intenciones que tuvo el gobernador, pero finalmente no se concretaron”, dijo al respecto, al ser consultado por península deportiva sobre el tema, el Presidente del Patronato del Salón de la Fama, Rafael Ramos Vázquez.

De manera breve, el empresario y abogado señaló que la expectativa era que los 10 millones de pesos fueran previstos, asignados en el presupuesto de 2018, pero no fue así y finalmente todo quedó en “buenas intenciones”.

Asimismo, el proyecto contemplaba que el Salón de la Fama habría de tener, por fin, una sede, lo que se cumplió parcialmente, luego de que el entonces director del Instituto del Deporte del Estado de Yucatán (IDEY), Juan Sosa Puerto, la presentó poco antes de dejar el cargo en un edificio estatal de la calle 61 x50 (a una cuadra de Mejorada), donde serían  expuestas unas piezas del legado de los mejores deportistas yucatecos.

El sitio ciertamente no era ideal, pero al menos sí digno y susceptible de ser visitado por los yucatecos y sobre todo por los turistas mexicanos y extranjeros que llegan a Mérida y que precisamente caminan por el centro histórico de Mérida.

Ahora, al parecer, el recinto, o lo que se intenta que sea, será llevado a un espacio no precisado y al parecer menos idóneo del Complejo Deportivo Kukulcán (llamado así en el “Rolandato”), donde quedará medio guardado y expuesto solo para quienes ingresen a esa instalación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here