Nueva York.- El controvertido púgil Adrien Broner siguió su, al parecer interminable hilera de asuntos ligados a la justicia al declararse bien y agradecido con Dios luego de haber sobrevivido esta semana a un atentado del que salió ileso, luego de que una unidad que conducía recibió ocho tiros.

En declaraciones a la prensa en esta ciudad, Broner, breve, pero francamente, describió lo que le sucedió días atrás en su natal Cincinnati, cuando alguien baleó repetidamente una camioneta rentada que él conducía.

“Bueno, alguien trató de matarme el otro día, pero todo está bien. Al final del día, Dios me bendijo y aquí sigo y al final del día voy a ser lo mejor que pueda para mis niños, para mi familia, para mis amigos y para mi mismo”, dijo calmado el controvertido ex campeón del mundo al ser citado por el prestigiado diario electrónico boxingscene.com.

Broner no ofreció más detalles respecto a lo sucedido en las primeras horas del martes en Cincinnati, donde de acuerdo con un reporte de la prensa local (Cincinnati Enquirer), la policía de Covington, Kentucky, detectó ocho balazos en la unidad que Broner rentó cuando lo detuvo como consecuencia de un problema previo que databa de 2014.

El boxeador de 27 años recibió cargos por intoxicación pública y conducta desordenada, pero pagó una cantidad de 503 dólares para seguir en la calle, aunque deberá presentarse en la corte el próximo martes.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here