Las Vegas.- El mexicano Orlando “Siri” Salido volvió esta noche a conquistar el título mundial pluma de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), al vencer, por nocaut técnico en el séptimo asalto, al contendor puertorriqueño, Orlando “El Fenómeno” Cruz, quien se convirtió esta noche en el primer boxeador autodeclarado homosexual de la historia en disputar una corona orbital de boxeo.

Eclipsadas sus facultades boxísticas por él mismo al dar pie a una polémica por sus pronunciamientos personales, Cruz ofreció una buena resistencia y mereció disputar el campeonato del organismo con sede en su natal Puerto Rico, pero no pudo bajar del ring con el cinturón al ser superado no solo clara, sino contundentemente.

Salido salió en el primero lento, inusualmente cauteloso. El zurdo Cruz trato de mantener la pelea a media distancia, conectando su jab de derecha. El réferi Kenny Bayles advirtió a Salido de golpes bajos.

El mexicano comenzó a ejercer presión en el segundo, tratando de acortar distancia y forzar al boricua contra las cuerdas. Cruz fue escurridizo, conectando buenas combinaciones a la cabeza, detrás de su jab de derecha, como medida. El réferi Bayles volvió a advertir a Salido de goles bajos.

Soltando las manos en el tercero, Salido logro conectar duro al cuerpo y a la cabeza, al mantener al boricua con su espalda a las cuerdas. Cruz conectaba en el centro, aprovechando las embestidas abiertas del mexicano.

En el cuarto, Cruz dominada la acción, cada vez que peleaba en el centro del ring, a media distancia. Salido aventajaba cada vez que cortaba los ángulos de ataque del boricua y lo obligaba a pelear hacia atrás.

El boricua continuaba tratando de mantenerse en el centro del ring en el quinto, evitando el contragolpe al caminar hacia atrás y marcando con el jab de derecha. Salido ejercía mayor presión, intercambiando con franqueza.

Cruz dejo de caminar el ring en el sexto, entregándose a la pela de Salido, quien conectaba fuertemente adentro. Cruz ofrecía, cada vez, menos ofensiva y lucia visiblemente cansado, con la boca abierta.

Para el séptimo, más de lo mismo, Cruz abandonaba el boxeo en el centro y el mexicano acortaba distancia, conectando peligrosamente al boricua, quien se entregaba y protegía, sin contestar. Salido, con total control, jalo el gatillo, conectando un ¡voladote! de derecha a la testa, cerca de una esquina neutral, dejando a Cruz desparramado en la lona, sin reincorporarse, mientras que Bayles detenía las gestiones.

“Cruz es fuerte y pega duro, pero tuve que pelear con presión e inteligencia. Estoy de vuelta,” dijo Salido después de la pelea.

Salido conquista el cetro vacante pluma de la OMB, logrando ser campeón por tercera vez en la misma división y mejorando su record a 40-12-2 y 28 KOs. Cruz quedo con marca de 20-3-1 y 10 KOs.

En una atracción especial de la misma velada, el debutante y dos veces ex medallista de oro, el ucraniano  Casily Lomachenko, noqueó, en el cuarto asalto al contendor mexicano José Ramírez, para arrebatarle el cetro internacional pluma de la Organización Mundial de Boxeo (OMB).

Ramírez salió agresivo, ante un paciente Lomanchenko en el primer asalto. Después de esquivar un par de golpes de poder, Lomachenko conecto un perfecto gancho de izquierda, en corto, al cuerpo, que dejo a Ramírez en la lona, retorciéndose de dolor.

El mexicano continuó presionando en el segundo, buscando la pelea. Lomachenko, desde su guardia zurda, se mantuvo al frente de él, con una cerrada defensa, conectando bien con combinaciones de tres golpes.

Para el tercero, la pelea ofrecía un alto nivel de calidad, en donde Lomachenko, a pesar de ser un debutante en la profesional, asimilaba bien la ofensiva de Ramírez, mientras contragolpeaba con estupenda velocidad y precisión.

A pesar de que Ramírez comenzaba a lucir mejor en la primera mitad del cuarto, adhiriéndose al cuerpo del ucraniano, Lomachenko desato una espeluznante artillería, conectando fuertemente con combinaciones de poder, de tres y hasta cuatro golpes. Nuevamente, como un puñal asesino, el ucraniano hundió otro durísimo gancho de izquierda, en corto, a la barriga de Ramírez, quien volvió a la lona, a doblarse de malestar, mientras que el réferi Kurt Russell detenía la pelea al minuto 2:59.

“Sus golpes al cuerpo dolieron más que los golpes a la cabeza. Cuando tome esta pelea, sabía que era un peleador de clase mundial, que era rápido, pero fue mejor de lo que esperaba. Algún día, será un gran campeón,” dijo Ramírez después de la pelea.

“Trate de mantener mi distancia en la pelea. Era un oponente fuerte y duro. Estoy feliz con mi desempeño, pero puedo hacerlo mejor,” dijo Lomachenko. “Le tengo un gran respeto a (Guillermo) Rigondeaux, pero pero mesecito mas peleas para estar listo para él.

Vasily Lomachenko gana su primera pelea profesional y queda con marca de 1-0 y 1 KO. Ramírez quedo con marca de 24-3-2 y 15 KOs. Cabe destacar, que la OMB aprobó esta pelea titular, en su pasada convención mundial en Budapest, tomando en cuenta la extensa y decorada carrera amateur de Lomachenko.

En la primera pelea televisada de la velada, el contendor semipesado Sean Monaghan (ahora 19-0 y 12 KOs) derroto, por nocaut técnico en el tercer asalto, a Anthony Smith, quien quedo con marca de 14-2 y 10 KOs.

Fue una batalla entre peleadores de la costa este, que soltaron las manos desde el primer campanazo, calentando el ambiente de la arena. Era evidente el dominio de Monaghan hacia el tercero, conectando mas preciso, con un boxeo de presión, siempre hacia adelante. Después de varios golpes sin respuesta, Smith sucumbió al minuto 2:39 del tercero.

Con esta victoria, Sean Monaghan mantiene su invicto y conquista el cetro semipesado continental de las Américas del Consejo Mundial de Boxeo (CMB).

El prospecto filipino, Jun Dolíguez, avanzó su record a 17-0 y 13 KOs, al vencer, por nocaut técnico en el sexto asalto, a Geovanny Caro, quien quedo con marca de 23-14-4 y 10 KOs.

En la misma función, el contendor welter, Mikael Zewski (ahora 21-0 y 16 KOs), venció, por nocaut técnico en el quinto asalto, a Alberto Herrera (ahora 9-10-1 y 5 KOs).

El prospecto semipesado Trevor McCumy (ahora 13-0 y 10 KOs), derroto, por decisión unánime en seis asaltos, a Eric Watkins (ahora 10-5-1 y 5 KOs), con puntos de 59-53, 59-53 y 58-53.

El contendor welter, Brad Solomon (ahora 21-0 y 8 Kos), venció, por decisión unánime en ocho vueltas, a Kenny Abril (ahora 14-7-1 y 7 KOs), con puntos de 80-72, 79-73 y 79-73.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here