Tokio.- El ya duradero campeón mundial japonés de peso gallo del CMB, Shinsuke Yamanaka retuvo esta tarde su título con relativa facilidad al vencer por la vía del nócaut al retador mexicano Carlos Carlson al que detuvo en el séptimo round.

Yamanaka, quien hizo su duodécima defensa (la tercera ante un mexicano) de su corona ganada ante el mexicano Christian Esquivel en 2011, mejoró su marca a 27-0-2 con 19 puestos fuera de combate con una sólida demostración que lo legitimó aún más en el trono del CMB, aunque siempre con el cuestionamiento, como sucede con la gran mayoría de los héroes japoneses del boxeo, de que no ha probado su capacidad allende las fronteras de su país.

El japonés le dio un auténtico repaso al norteamericano, originario de la ciudad mexicana de Tijuana al que tumbó en cinco ocasiones antes de que el réferi detuviera el pleito a los 57 segundos de ese capítulo.

Yamanaka puso en la lona  a Carlson dos veces en el quinto, una en el sexto, y dos veces en el que para el americano fue el fatal séptimo episodio cuando el tercero sobre la superficie ya no permitió que las acciones prosiguieran.

El campeón del mundo se ratificó como el mejor peleador japonés de la actualidad, luego de la caída de otrora campeones sòlidos como los súperplumas Takashi Miura y Takashi Uchiyama.

El americano quedó con marca de 22-2-0 y 13 nócauts.

Yamanaka se acerca, con este triunfo, a la marca de defensas de campeonato mundial realizadas por un boxeador japonés, la cual obra en poder del minimosca y miembro del Salón de la Fama del Boxeo Internacional de Canastota, Yoko Gushiken, quien expuso el cinto minimosca de la AMB en 14 ocasiones.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here