Mérida.- Sherwin
Williams, empresa mundial en pinturas de primera
 calidad, a través de PENINSULA DEPORTIVA,
prosigue con su recuento diario de sucesos históricos relacionados con el
deporte que más levanta pasiones en la Península de Yucatán y que este día trae
a la memoria a personajes del béisbol de antaño y de ahora en “Un Día Como
Hoy en el Béisbol”. En 1951, los
Cardenales de San Luis ganaron y perdieron
contra equipos diferentes. Vencieron a los Gigantes de Nueva York, 6×4 y
cayeron 0x2 ante los Bravos de Boston.
 Frank Robinson bateó el jonrón 500 de su
carrera, en 1971. En 1983,
“Dan”
Quisenberry consiguió su 39º juego salvado para romper el récord de todos los
tiempos. El
novato mexicano Rodrigo López llegó a 15 triunfos en la temporada, en
2002.
Humberto Montemayor fue nominado como “Retorno del Año” 2012 de la LMBV. Estos y
otros hitos en esta página, son recordados por cortesía de Sherwin Williams
Yucatán. Le invitamos a este viaje por el túnel del tiempo conducido por el
“piloto estrella” Emmanuel Azcorra Cantón, amigo y colaborador de
esta página. 
 

Septiembre

13 de 1927.- George Herman “Babe” Ruth bateó dos jonrones para
llegar a 52 en el año, mientras los Yanquis de Nueva York ganaron un  par
de juegos a los Indios de Cleveland para amarrar el título de la Liga Americana.
Fue el quinto campeonato del timonel Miller Huggins con lo que empató a “Connie
Mack”. Los Yanquis ganaron el segundo juego 5×3, mientras Waite Hoyt se
acreditaba su victoria 20 del año.

13 de 1951.- Los Cardenales
de San Luis dividieron triunfo y derrota en una rara cartelera con dos
diferentes equipos, en su estadio “Sportsman´s Park”. Derrotaron a los Gigantes
de Nueva York, 6×4 en el primer juego en la tarde (pospuesto por lluvia un día
antes) y luego perdieron ante los Bravos de Boston por la noche. Los pájaros
escarlatas sólo pegaron un incogible al caer ante el zurdo Warren Spahn, 2×0.
Fue la primera vez que un equipo de la Liga Nacional jugó con dos diferentes equipos el
mismo día, desde los primeros años del siglo 20. La primera vez que sucedió
algo así fue en 1883.

13 de 1971.- Frank Robinson, de
los Orioles de Baltimore, bateó el jonrón 500 de su carrera en el segundo juego
de una doble cartelera contra los Tigres Detroit y se convirtió en el undécimo
jugador en llegar a esa cifra en las Grandes Ligas. Robinson terminó la
temporada con 28 cuadrangulares, 82 carreras anotadas y 99 empujadas para a
yudar a los Orioles a ganar el título de la Liga Americana.

13
de 1983.-

El afamado cerrador Daniel “Dan” Quisenberry, de los
Reales de Kansas City, consiguió su 39º juego salvado para romper el récord de
todos los tiempos para una temporada que hasta ese momento ostentaba John
Hiller, quien en 1973 rescató 38 juegos para los Tigres de Detroit. Quisenberry
terminó la campaña con 45 salvamentos para dejar nueva marca.

13
de 1995.-
El
jardinero Louis “Lou” Whitaker y Alan “Al” Trammell, de los Tigres de Detroit,
impusieron un récord para la
Liga Americana como una de las parejas más duraderas con un
mismo equipo. El primero se mantuvo 19 temporadas (1977-1995) con los felinos.
Por su parte, Trammell, uno de los más grandes torpederos en la historia de las
Ligas Mayores y quien luego incursionó como mánager, jugó 20 campañas
(1977-1996).

13 de 1998.- El jardinero dominicano Samuel “Sammy”
Sosa se convirtió en el segundo jugador de la semana en quebrar el récord de
jonrones en una temporada, que pertenecía a 
Roger Maris, de los Yanquis de Nueva York desde 1961 con 61 tablazos.
Sosa, quien había observado a Mark McGwire, de los Cardenales de San Luis,
empatar e imponer la marca contra los Cachorros de Chicago el 8 de septiembre,
pegó dos jonrones contra los Cerveceros de Milwaukee en el estadio “Wrigley
Field”. El segundo jonrón quebró el récord.

13 de 2002.- El pìtcher novato mexicano Rodrigo López llegó a 15 triunfos en la
temporada y su compatriota Gerónimo Gil bateó cuádruple de dos carreras que
impulsó a los Orioles de Baltimore a una victoria de 8×3 sobre los Medias Rojas
de Boston en el estadio “Fenway Park”. El parador corto Michael “Mike” Bordick,
de los oropéndolas, impuso récord al llegar a 96 juegos sin cometer pecado. El
cubano Rey Ordóñez, torpedero de los Mets de Nueva York, tiene la marca para
las Grandes Ligas de 101 juegos sin pifias entre 1999 y 2000.

13 de 2012.- Luego de una gran temporada en la que conquistó el liderato de victorias
de la Liga Mexicana de Béisbol y con base en las votaciones de la prensa
especializada, Humberto Montemayor, de los Rieleros de Aguascalientes, fue
nominado como “Retorno del Año 2012”.
El regiomontano
rubricó su decimoquinta campaña en la LMB y lo hizo con el mejor récord de su
carrera (14-6, 4.96). Sólo en 2002 alcanzó la decena de victorias en su
trayectoria (10-6, 4.13).
En casa, en el parque “Alberto Romo Chávez”, tuvo
marca de 6-4 con 5.29. Sus mejores números los consiguió en gira con récord 8-2
y 4.70.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here