Mérida.- En
un campo de la Colinia Morelos a reventar, tanto en sus gradas fijas como portátiles, y
también en sus alrededores, el II Juego de Estrellas de la Liga Meridana de Béisbol fue un éxito rotundo, con el nuevo triunfo de la Selección
Gustavo Ricalde Durán sobre la Plinio Escalante Bolio, 6×1, ante la algarabía
de cerca de cinco mil aficionados que salieron felices por el gran espectáculo
que presenciaron.

Las estrellas
de ambos equipos se brindaron al máximo, lo que hizo que los aficionados estén
pegados a sus asientos para no perderse ningún detalle del encuentro realizado
por el circuito organizado por el Ayuntamiento de Mérida, a través del
Instituto Municipal del Deporte (IMD).

Los dirigidos
por Enrique Couoh, de la Selección Gustavo Ricalde Durán, tomaron la delantera
ante los envíos del abridor y derrotado Marcos Castro en la segunda entrada,
luego de que Víctor “Caminante” Mercedes recibió pasaporte, enseguida el cubano
Yadir Drake pegó un sencillo, y Mauricio Sánchez ancló en la inicial con una
rola en la que tomaron en “tira y tira” a Mercedes, quien intentó
irse al plato.

El receptor
César Caamal gorró la inicial y llenó las colchonetas, para que el rookie
Javier Paredes saque rola a la antesala, en la cual Drake aprovechó para irse a
la goma y anotar la de la quiniela.

El ataque
siguió con Ramón Valdez, quien también sacó una rola que el intermediarista
Santiago Huchim no pudo atrapar y permitió que anotaran Sánchez y Caamal para
adelantarse 3×0 en la pizarra.

Después de
Castro entró al relevo Gerardo Ramírez, quien lanzó la tercera y cuarta
entradas, en esta última, los ganadores anotaron su cuarta rayita,
 gracias a que Caamal abrió con sencillo, avanzó a tercera por error de
Huchim, tras rola de Javier Paredes, y se fue a la goma con el hit de Ramón
Valdez.

Alberto
Góngora entró al relevo por Ramírez para terminar el cuarto episodio y seguir
con la quinta entrada, la cual despachó sin contratiempos.

En la quinta,
los del combinado Plinio Escalante Bolio anotaron su única carrera, cuando
Jorge Betancourt abrió con sencillo, avanzó a la tercera con doble de José
Vidal, y se fue a la goma en “pisa y corre”, tras batazo de Julián
Castro. 

Para la sexta
entrada, el constructor Miguel Herrera se hizo cargo del montículo de la
Selección Plinio Escalante Bolio, la cual lanzó si despeinarse, pero en la
séptima los de la Gustavo Ricalde le pusieron números definitivos a su
marcador, cuando Fernando Alejos recibió base, Manuel Gómez lo mandó a la
antesala con doblete, y con hit de Emilio López se fue a la registradora para
el 5-1.

Todavía
Alonso Mendoza con rola a la antesala permitió que Gómez anote la sexta de la
Gustavo Ricalde. Eduardo Vera lanzó la última entrada sin daños, por la
Escalante.

Por la
selección Ricalde, el abridor del encuentro fue el lanzador de Pacabtún,
Salvador Arellano quién retiro las dos primeras entradas en 7 bateadores. Fue
relevado por él a la postre triunfador Alan Ramírez, quien retiró a sus
enemigos sin mayor contratiempo.

Ramírez fue
sustituido por Línder Castro, quien lanzó la cuarta entrada y en la quinta
entrada apareció el héroe del juego de coronación de los Leones de Yucatán en
2006, el dominicano José Vargas, quien recibió cálido apoyo de la fanaticada,
sin embargo, le hicieron la única carrera.

Después de
Vargas, lanzaron Roberto Garibay, Arturo Florentino y Luis Navarro, quienes sin
despeinarse mantuvieron la ventaja de la selección Gustavo Ricalde Durán.

Una de las
mejores jugadas del partido se dio en la tercera entrada, cuando en una rola de
Yadir Drake con dirección al jardín izquierdo, apareció el paracorto de la
Plinio Escalante Bolio, el yucateco Alejandro Rivero, quien se tendió hacia su
derecha y fusiló en la antesala a Carlos Morales. En batazo seguido ahora de
Mauricio Sánchez, Rivero se lanzó hacia su izquierda para sacar en la
intermedia al corredor Yadir Drake, ambas jugadas muy aplaudidas que hicieron
recordar los lances de su padre, el temaxeño Géner Rivero.

Al término
del encuentro los jugadores de ambos equipos fueron solicitados para firma de
autógrafos por parte de la concurrencia.

Antes del
estelar encuentro, se realizó la ceremonia del lanzamiento de la primera
pelota, tras la presentación de ambos equipos, en la cual se le brindó un
merecido homenaje a Mario Zapata, anotador oficial de la Liga Mexicana de
Béisbol y jefe de anotador del circuito, quien fue el encargado de hacer el
envío inicial, con Pedro Cámara Salazar como receptor, el campeón del Home Run
Derby Carlos Morales como bateador y Jesús Aguilar y Aguilar,
presidente del circuito y director del Instituto Municipal del Deporte, como
ampayer.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here