Del Reporte desde las Gradas

Berlín.- El golpe de un boxeador puede ser suficientemente poderoso para derribar a un oponente, así que imagínense lo que puede hacer con una pelota de fútbol.

El invicto púgil alemán de dos metros (exactos) de estatura, Robert Helenius demostró qué tan lejos un boxeador puede enviar de un puñetazo una bola, quizás más lejos que una patada habitual de un futbolista. La distancia estimada de su puñetazo…100 yardas.

Si un futbolista pudiera hacer eso, sería una gran ventaja para un equipo de fútbol.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here