Con información del estimado reportero y periodista, Antonio Bargas Cicero, del Diario la Jornada Maya.

Mérida.- Willie Romero reconoció que sintió nostalgia cuando vio la eliminación de los Leones de Yucatán a manos de los Pericos de Puebla Puebla por segundo año consecutivo, aunque ahora presenciándolo desde su hogar y no en el dugout melenudo.

“Claro que sí, lo siento por los jugadores. Eso no era lo que se esperaba”, afirmó el venezolano en una escueta entrevista exclusiva con La Jornada Maya. 

Para el controvertido, pero exitoso manejador, su abrupta, inesperada y muy criticada salida  del timón de las fieras por un motivo extradeportivo menor, es una herida que ya sanó y sanó rápidamente.
 
“Los Leones han quedado atrás, me siento bien del corazón, y eso es lo esencial”, añadió Romero, quien se prepara para dirigir a los Mayos de Navojoa en la Liga Mexicana del Pacífico (LMP).

Y sin empacho, sincero, reconoció: “Sentí nostalgia, pero ya no es mi problema”. 

Para el dos veces mánager del Año en la Liga Mexicana de Béisbol (LMB), y al que seguramente no le faltará equipo en las campañas 2018 del circuito veraniego, a final de cuentas, se logró algo muy importante: “Se limpió mi nombre”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here