Mérida.- a Selección Nacional de Cuba no solo atrajo anoche a miles de aficionados al Parque Kukulcán, sino también a buscadores de talentos de equipos de las Grandes Ligas.
Así, anoche en el Parque de la Serpiente Emplumada, estuvieron en las gradas los scouts Lee Sigman, de los Yanquis de Nueva York, Manuel Samaniego de los Bravos de Atlanta y José Park de los Azulejos de Toronto.
“No vine por nadie en especial, es Cuba, hay que verlos jugar”, dijo Sigman, quien trabaja para los Mulos del Bronx, quien pese a ello no dejaba de tomar datos, sobre todo de los novatos melenudos.
Antes del juego de anoche, que convocó a unos cinco mil aficionados, el gobernador Rolando Zapata Bello y el alcalde de Mérida, Renán Barrera Concha fueron testigos de otro homenaje a Raymundo Torres, quien falleció el pasado sábado en un accidente automovilístico.
Consistió en una manta en el jardín central que muestra al ex jonronero tomando un bate, vestido con un uniforme de antaño de los Reyes de la Selva. 
“Gracias Ray, siempre te recordaremos”, reza la leyenda mandada a poner por la directiva melenuda.
“Estamos contentos por la respuesta de la gente”, dijo una persona del equipo cubano, quien dijo su nombre, pero señaló que en Ciudad del Carmen y Campeche no fue igual.
En las tribunas estuvieron por algunas entradas el primer mandatario del estado y el alcalde meridano, quienes se retiraron antes por compromisos de sus cargos.
El juego también fue presenciado por autoridades consulares de la Isla, quienes invitaron a su palco a los ex jugadores, Carlos Paz González y Leonel Aldama Rosel. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here