Oooooppssssss: ¡¡¡¡Fallo con olor a azufre!!!

Golovkin parecía haber ganado en un resultado que mete más fuego a la carrera del “Canelo”

Las Vegas.- El kazajo Gennady Golovkin parecía haber vencido esta noche, ahora sin duda, a su “archirival” mexicano Saúl “Canelo” Álvarez, que finalmente con una decisión mayoritaria y algo sorpresiva en su favor, termino derrotándolo en una confrontación que si bien fue algo cerrada (menos que la primera), parecía haber sido para el ahora ex campeón mundial de los medios.

Independientemente del resultado, ambos boxeadores ofrecieron un tremendo espectáculo que satisfizo a las alrededor de 20 mil personas que la presenciaron en la T-Arena Mobile de esta ciudad y quizás mas de mil millones que la disfrutaron por televisión en todo el planeta.

Golovkin, a juicio de península deportiva, fue el ganador con una puntuación de 117-114 y logró en opinión nuestra esa ventaja, con su mayor clase ante un siempre peligroso, enjundioso, gran retador que, a diferencia del primer pleito y quizás “picado” por las críticas en en el transcurso de un año entre uno y otro duelo, por su consumo involuntario de sustancias prohibidas, cambió su accionar.

“Canelo”, sí, fue más arriesgado, fue más espectacular, pero resultó también dominado por el cerebral, clasista boxeo del ex campeón olímpico, que esta noche no sólo perdió los campeonatos mundiales medianos del CMB, AMB y la fantasmal (OIB), sino el invicto en su pelea 40 (38 con 34 kos y un empate).

Álvarez, pese a ser superado y merecedor, a nuestro juicio, de su segunda derrota, reiteró que es un señor peleador, un protagonista de su tiempo y merecedor de ser considerado entre los mejores del mundo, peso por peso, libra por libra y gramo por gramo.

El jalisciense se batió como un varón y obligó a Golovkin a dar todo lo mejor de sí, aunque nos pareció que el kazajo pasó más apuros con Daniel Jacobs el año pasado que con el mexicano, quien tiene a todo el establsihment boxístico de su lado y a la estrella de la fortuna de ser el taquillero de los taquilleros en un deporte-espectáculo que cada vez es más lo segundo que lo primero.

La pelea, o mejor dicho, la confrontación, no inició, sino prosiguió su asalto 13 sin round de estudio, jabs y rectos de ambos boxeadores, peleando a la media distancia, golpeándose, pero sin desbocarse. 

El campeón llego muy bien con el gancho de izquierda a la cabeza en el segundo. El “Canelo” respondió con rectos a las zonas blandas.

El “Canelo” comenzó a apretar en el segundo, llevándose el asalto con más golpes conectados. El campeón no se dejó y contestó con fuertes golpes a la testa. 

Ambos peleadores dispararon con todo, en el centro del ring, en el cuarto, llevándose el “Canelo” la peor parte. Aunque el retador mexicano siguió llegando con contundencia al cuerpo con la izquierda. 

El quinto fue un asalto claro para el campeón, quien domino las acciones detrás del jab. El “Canelo” presionó, pero no conectó suficientes golpes, luciendo desconcertado. 

El “Canelo”, mejoró en el sexto, llegando el campeón con las dos manos, poniendo cierta pausa en el accionar del monarca, quien, sin embargo, lo conectó repetidamente.

Ambos Intercambiaron golpes con todo en el séptimo, con presión del “Canelo”, pero mayor puntería y contundencia de GGG, que lucía sereno, tratando de no perder el control del pleito.

El campeón subió su accionar, lanzando más y llegando más claro, obligando al “Canelo” a resguardarse y a bajar su ritmo en un octavo round en el que no lució, peor sí fue mejor.

El jalisciense trató de regresar en el noveno y fue por el campeón que no se dejó conectar y con movimiento de piernas y recursos confirmó como suyas las acciones.

A pesar de un mejor cierre del campeón, en el décimo, Canelo siguió llegando peligrosamente con la derecha a la cabeza y castigando con la izquierda al cuerpo del campeón, quien bajo un poco su intensidad. Golovkin se llevó el asalto. 

Álvarez fue por un gran cierre y lo logró al conectar a Golovkin que lucía ya un poco canando y al que cortó en el rostro, para ponerle su broche a la pelea.

Al final, los jueces vieron el pleito 114-114, 115-113 Canelo y 115-113, en dos casos, para el “Canelo”, quien mejoró su récord en 53 peleas al llegar a 50 éxitos, con 34 kos, una derrota y dos empates.

Notas relacionadas

Escribe un comentario