Rungvisai acaba abrúptamente con la era del “Chocolatito” González

Lo aplasta y lo deja tendido sobre la lona para no dejar dudas de su superioridad

Carson.- El tailandés Srisaket sor Rungvisai logró esta noche aquí algo más importante que retener el campeonato mundial súpermosca del CMB al acabar con la era de Román “Chocolatito” González como el peso pequeño más importante en lo que va del presente siglo, luego de ratificar su dominio sobre él, acabar con cualquier duda y aplicarle un estremecedor, cruel, implacable nócaut que en buena manera le abre también al legendario nicaragüense la puerta del retiro del boxeo.

La victoria del oriental se firmó en el cuarto asalto al 1:18 de ese episodio y le dio su triunfo más resonante y, por fin, ya de manera innegable, su entrada a los grandes del boxeo mundial, tras un primer combate del que quedaron dudas que hoy, con su talento y potencia, despejó abrúptamente.

Rungvisai, con fortaleza, potencia, se impuso a un González algo dubitativo, que no pudo tomar el mando de la pelea y que terminó siendo golpeado y, a final de cuentas noqueado por el potente tailandés que, como “extra bonus”, retuvo la corona mundial de los súpermoscas.

El oriental, que venía de una difícil victoria a principios de año en Nueva York sobre González  al que venció de manera cerrada, generando protestas, ahora sí, no dejó cabo suelto, ni motivo alguno para que nadie, aún su peor enemigo, pudiera cuestionar su gran triunfo de esta noche.

Pero a diferencia de esa gran pelea en el Madison Square Garden, Rungvisai se vio más dueño de las acciones y si bien no dominaba de manera manifiesta al centroamericano, sí ya daba muestras de que iba por buen camino para no dejar dudas de su superioridad.

González trataba de buscar sus espacios, de acomodarse en el ring y en la pelea, cuando el campeón comenzó a conectarlo fuerte, para preparar el camino que le permitiría dejarlo tendido en la lona.

En el cuarto, Rungvisai llevó la pelea a mediados del cuadrilátero y en pleno intercambio de golpes, un gancho de derecha penetró la guardia del centroamericano y se estrelló en su quijada para mandarlo desmadejado a la lona, incluso cayendo de costado sobre su brazo .

Valiente, pero en evidente mal estado, “groggy” (mareado) González se reincorporó y trató de sobrevivir, pero segundos después, otro impacto lo colocó tendido, literalmente con la cara a las lámparas y noqueado, haciendo inútil el resto del conteo que el réferi ya había iniciado.

Srisaket Sor Rungvisai (ahora 44-4-1 y 40 ko’s), irá en defensa de su campeonato (al menos eso se supone) contra el mexicano Juan  Francisco “Gallo” Estrada que esta noch derrotó en combate eliminatorio a su paisano Carlos Cuadras.

Román “Chocolatito” González (ahora 46-2-0 y 38 ko’s) se supone hará algunas peleas más, pero indudablemente, su mejor época ya pasó, pese a lo cuál queda como uno de los grandes en los 18 años del presente siglo y como el mejor deportista de su país en ese mismo lapso.

INOUE TARDÓ MÁS DE LO ESPERADO PARA VENCER AL “CARITA” NIEVES

En la pelea semiffinal de esta gran velada, el campeón mundial súpermosca de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), el japonés Naoya Inoue, defendió su corona por sexta ocasión al noquear técnicamente al final del sexto round al puertorriqueño Antonio “Carita” Nieves.

La pelea terminó una vez que sonó la campana en el sexto round, cuando la esquina de Nieves decidió abandonar debido a la amplia superioridad mostrada por el japonés Inoue, en su debut en suelo estadounidense.

El japonés dominó claro el combate, no dejó dudas de su superioridad, pero no se mostró tan arrollador como había evidenciado en su país, aunque de todas maneras regresará a casa siempre como campeón de la OMB y con la confianza de una unificación con el dueño del título supermosca del CMB, luego de que sea dirimido entre Rungvisai y Juan Francisco “Gallo” Estrada, vencedores de las otras peleas de la gran cartelera de esta noche.

 

Notas relacionadas

Escribe un comentario