Mérida.- El Gobierno Federal estuvo a una nada de apuntarse esta tarde un gran éxito judicial al acudir a la convocatoria de los vecinos de la Colonia Morelos que habían visto y comprobado la presencia en el rumbo del conocido comerciante de enervantes, Joaquín “Chapo” Guzmán Loera.

La leyenda de Badiraguato fue ubicada en el parque Kukulcán, donde realizaba una práctica de bateo con una máquina que le lanzaba pelotas.
Pero sus contactos le advirtieron del “pitazo” a las autoridades que raudas y veloces se dirigieron en helicópteros artillados y con oficiales volando en drones que fueron a su encuentro.
Desafortunadamente, para la causa de la justicia, el sinaloense, amante del béisbol como todos sus paisanos, huyó en un camión de Circuito Colonias a eso de las 18:00 horas de hoy, justo cuando el sol comenzaba a abandonar la ciudad capital de Yucatán.
Nadie vio donde se bajó, pero nadie se extrañaría de que asista disfrazado al Juego de Estrellas de la Liga Meridana, disfrazado como kibero o como mánager de alguno de los equipos que tomarán parte en ese partido estelar, donde sorprendería a más de un inocente como los que leyeron y creyeron algo de esta información….Feliz Día de los ¡¡¡Santos Inocentes!!!.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here