Rey Vargas se estrena en el Madison y retiene con más apuros de los debidos

Gana una inobjetable decisión que fue sobredimensionada por “los tres chiflados” del jurado

New York.- El mexicano rey Vargas retuvo esta noche el campeonato mundial súpergallo del CMB al vencer de manera inobjetable al colombiano Óscar Negrete en una buena, animada pelea en la que pasó más apuros de los que debió atravesar y en la que los jueces le dieron mas puntos de los que mereció.

En la noche de despedida del gran boricua Miguel Cotto, Vargas tuvo no el mejor estreno, pero si uno legítimamente exitoso en el verdadero máximo escaparate del boxeo universal, el Madison Square Garden del que saldrá con el cinturón en su equipaje, pero también con una buena dosis de golpes de un valeroso, voluntarioso colombiano que con deseos y exceso de confianza y algunas deficiencias técnicas del campeón, le hizo la noche más difícil de lo que debió ser.

Los tres primeros rounds dieron un diagnóstico anticipado y erróneo de la pelea que parecía podría ser más fácil para el mexicano, pero que poco después se le fue complicando, al grado de incluso sufrir sendas, severas heridas que pusieron en serio predicamento su continuidad en el pleito.

Vargas cumplió con su papel de favorito, sin lanzar golpes de poder hizo hacerse respetar. Tuvo que cuidarse de los cabezazos de su rival y eso terminaba por estropearle su estrategia y por esa razón no pudo aprovechar su distancia.

Vargas no se vio en ningún momento en peligro en los tres primeros episodios, no fue hasta el quinto round que Negrete se fue al frente y ahí empezaron los problemas para el campeón que dejó de hacer su boxeo a distancia, para aceptar el intercambio de golpes que convenía a su retador.

Quizás lo que el campeón buscó fue el contragolpe, tratando de impactar a su rival de cunter, pero lo único que halló fue una fiera respuesta y dos severas heridas en el rostro. 

En el séptimo, Negrete le hizo bastante daño a Vargas que luego de un intercambió de golpes salió cortado de la ceja derecha, el tercero en el ring pidió que los doctores revisaran la herida, al tener la alta médica la pelea continuó.

En el octavo, Negrete volvió a cortar a Vargas, ahora en la ceja izquierda, parecía que todo se inclinaba a su favor, pero Rey supo reponerse del daño recibido y comenzó a manejar la distancia lanzando jabs y golpeando las zonas blandas.

Vargas sólo espero a que pasaran los minutos para hacer valida su defensa. Los jueces no dudaron en darle las tarjetas a su favor y con ello superar su segunda prueba como campeón mundial.

“LOS TRES CHIFLADOS” SE DISFRAZARON DE JUECES

Las puntuaciones, justas para el ganador, pero injustas en el exagerado margen para el vencido, fueron así:

Kevin Morgan (119-109), Carlos Ortiz (119-109) and Alan Rubinstein (120-108)

Notas relacionadas

Escribe un comentario