Con Información de “La Voz de Motul” de Valerio Buenfil

Motul.- El Museo del Béisbol de Motul celebró este domingo el 37 aniversario luctuoso del destacado pelotero Ariel Montañez Jure, en un acto encabezado por su su viuda señora Carmen Avilés Villanueva, acompañada de sus hijos, nietos y bisnietos.

El cronista de Motul, Valerio Buenfil, recordó que el propósito del museo es la recuperación de la memoria y dijo que la presentación del cartel de Ariel Montañez en ese recinto, es un acto de justicia en su memoria.

Su hija, Yesenia Montañez, leyó una semblanza que reproducimos a continuación:

SEMBLANZA DE OSCAR ARIEL MONTAÑEZ JURE.

Nació el 30 de octubre de 1924 en esta ciudad. Sus padres fueron Elías Montañez Echeverría y Matilde Jure Siqueff.

Puede interesarte:

La inolvidable Liga Peninsular de Béisbol

Fue el mayor de la familia, sus hermanos fueron: Hervé, Elías y José. Se casó con María del Carmen Avilés Villanueva con quien procreó siete hijos:

María del Carmen, Óscar Ariel, Celina Yolanda, Manuel José, Jorge Eduardo, Carlos Alejandro y Gelmy Yesenia. Estudio su primaria en la escuela Roque Jacinto Campos y después en la escuela Modelo de la ciudad de Mérida.

Ariel desde la infancia mostró su pasión por el béisbol. Fue el primero en destacar, de los tres hermanos que vistieron la franela de los Cardenales de Motul, en la época de oro de este equipo.

Formó parte de una pléyade de jóvenes motuleños que iniciaron su carrera profesional en 1943, entre ellos, sus hermanos Herbé y Elías.

También, los primos Julio “Jiqui” Espadas y Benjamín Espadas; Raymundo Ramírez Vera, Renán “Tipitin” Can, Pedro Alonso, Magdaleno Bastarrachea y Wilfrido Bacelis.

A los 16 años en 1940 ingresó al equipo Motul de tercera fuerza. Posteriormente ascendió al club “Farmacia Modelo” de segunda categoría, destacando en la inicial.

La calidad de Ariel se impuso y pronto dio al brinco al profesionalismo con los Cardenales de Motul.

Destacó como un primera base seguro y elegante. El primer cojín de los Cardenales de Motul, estuvo siempre cubierto con pundonor. Además era un toletero consistente.

Bateó el primer jonrón a un lanzamiento del pítcher Juan “Bibi” Crespo en la inauguración del campo deportivo José González Beytia, de esta ciudad en el año de 1945.

Ariel era un fildeador natural; sin desplantes ni esfuerzos supo ganarse por varios años la inicial del equipo Cardenales de Motul.

En 1946 resultó campeón de fildeo individual, con un porcentaje de .979 y subcampeón jonronero con cuatro cuadrangulares.

Su contemporáneo, Raymundo Ramírez Vera lo recordó como un jonronero: “Tenía un bateo largo que casi nadie trae.

“Mucho poder con el bate. Jugaba primera base y shortop. Desde muy joven empezó a batear largo, tal vez desde los 12 o 13 años de edad.

En esos años también jugaban “Kimbomba”. Le gustaba estar con su familia y en Motul. Fue amigo del ex-gobernador Agustín Franco Aguilar, originario de esta ciudad”.

Herberto Aguilar Ortega dijo “Fue un hombre de carácter. Un buen primera base. Un gran chocador de pelota. Un pelotero completo que ayudaba a su equipo. Jugó su último partido profesional en 1954 en el Campo Carta Clara de Mérida”.

Pablo Acosta Erguera recordó “Fue alcalde en el período 1968-1969 y dos veces tesorero municipal, primero con el alcalde Róger Cetina Jiménez “Vida” (1965-1967) y luego con el alcalde Fernando Cuevas Palma (1976-1978).

Como alcalde le tocó organizar las Olimpiadas que se realizaron en Motul. Simpatizaba con el licenciado Víctor Manzanilla Schaffer y fue empleado de Banco Nacional de Crédito Ejidal, en los tiempos en los que Jesús “Chucho” Menéndez fue el gerente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here