Sochi.- Un par de fans mexicanos fueron corridos del estadio olímpico de esta ciudad, durante el partido México vs. Nueva Zelanda de la Copa Confederaciones, luego de que gritaran el tan popular, gustado, pero reprimido grito, presuntamente homofóbico de ehhh puto, luego de un despeje del portero de esa nación.

El grito, prohibido por la Federación Internacional de Fútbol (FIFA), en una medida que atenta contra la libertad de expresión, cultura e idiosincracia mexicanas, fue emitido por los dos aficionados que lo emitieron pese a la serie de advertencias, tanto del organismo rector del balompié, como de la Federación Mexicana de Fútbol para reprimirlo.

El portal de NonViolence, organismo que se encarga de acabar con la violencia en eventos tantos deportivos, como culturales y musicales, informó que los seguidores, de quienes se desconocen sus identidades, fueron escoltados por elementos de seguridad del inmueble hasta que lo abandonaron.

Fue en los primeros minutos del encuentro cuando la gran mayoría de los seguidores tricolores prefirieron guardar la compostura y evitar el grito de ‘ehhh puto’ , sin embrago, dos envalentonados fanáticos quisieron desafiar el reglamento de la FIFA, teniendo como consecuencia la invitación para dejar el encuentro de inmediato.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here