Mérida.-Los Diablos de la Bojórquez vencieron esta tarde 7×4  los Azulejos de la Dolores Otero al iniciar para ambos equipos la campaña 2019-2020 de la Liga Meridana de Béisbol ante una buena entrada en el campo de los pingos.
Los Diablos de la Bojórquez están decididos a que la temporada 2019-2020 sea diferente a la anterior, y por lo pronto fueron los únicos que ganaron como locales en la jornada inaugural de la temporada.
INICIO CALIENTE
Ante un graderío animado por fanáticos de ambas novenas, los Azulejos fueron los primeros en irse adelante en el marcador cuando en la entrada de las buenas tardes, fabricaron un par de carreras ante los lanzamientos del experimentado Ismael “Makanaki” Castillo, quien a la postre se apuntó el triunfo.
Con uno fuera, los emplumados atacaron a su ex compañero, ya que el venezolano Emilet Guevara y el antillano Jorge Tartabull conectaron imparables, y gracias a un lanzamiento descontrolado del propio Castillo, el primero se fue a la goma, y después lo hizo Tartabull con el imparable productor de Alberto Diaz, lo que puso el 2×0.
Puede interesarte:
Sin embargo, a los Azulejos les duró poco el gusto, ya que en el cierre de la misma primera entrada, los infernales empataron en encuentro.
Gregorio Angulo ancló en la intermedia con doblete, luego Yansiel Agete fue golpeado, y Carlos Morales produjo la primera con sencillo, y la del empate llegó por el doblete de Luis Pereira.
En el tercer capítulo, los de la Dolores Otero nuevamente tomaron la delantera, 3×2.
Emilet Guevara abrió con hit, Jorge Tartabull recibió pasaporte, rola para doble matanza de Alberto Díaz permitió a Guevara estacionar en la antesala, desde donde timbró la tercera carrera de los alados con otro lanzamiento descontrolado.
Nuevamente la alegría emplumada duró lo que un suspiro, en el cierre del mismo rollo, Ángulo y Alberto Lara ligaron sencillos, base a Yansiel Agete congestionó los senderos y el inicialista pingo Carlos Morales conectó sencillo que puso el 3×3.
En la cuarta entrada, el joven Rommel Matos, quien cargó con el descalabro, perdió la brújula. Lorenzo Dzib inició la tanda con sencillo y después con sacrificio de Sergio Durán ancló en la intermedia.
Obed Buenfil fue golpeado y pasaporte a Gregorio Ángulo congestionó el averno, lo que marcó su despedida del encuentro.
Franco Castro fue llamado a apagar las llamas del infierno, pero Albert Lara, su primer enemigo, conectó doble productor de dos carreras, y luego, tras llenar las bases, Carlos Morales puso la pizarra 7×3.
En la séptima tanda, Moar entró al relevo y sus propios errores pusieron la pizarra 4×7.
En el cierre de la octava entrada, el diablo Benjamín Sandoval entró a lanzar las dos últimas entradas para apuntarse su primer salvamento de la temporada y en su debut en la liga.
Esta serie concluye mañana domingo a las 13 horas en la Dolores Otero.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here