Ciudad del Carmen.- Usted conoce a los excampeones mundiales Muhammad Ali, Mike Tyson, Ruben “Púas” Olivares, Julio César Chávez, Carlos Zárate, Roberto “Manos de Piedra” Durán, Alexis Arguello, Ricardo “finito” López, Salvador Sánchez, Wilfredo Gómez (por mencionar a unos cuantos) y saben de su brillante carrera pugilística e incluso algunos de ellos llegaron al trono con paso invicto (sólo Ricardo “Finito” López se retiro  sin conocer la derrota).

Incluso usted recuerda esas grandes batallas que libraron estos gladiadores, combates que pasaron a la historia y hasta ahorita uno tiene en la memoria algunos rounds como si hubieran sido ayer.

Por lo tanto, ahora se ha de preguntar: ¿Por qué ya no hay esas peleas como antes?, ¿Por qué hay peleas tan disparejas?, ¿Por qué publicitan y cuidan tanto a los boxeadores?, especialmente a Saúl “Canelo” Álvarez y a Julio César Chávez Jr que recién perdió el invicto y el título.

Bueno, pues no son preguntas viejas, son las preguntas que siempre, cada generación se ha hecho y siempre se obtiene la misma respuesta: ¡eso es parte del boxeo!.

Todos los excampeones que mencioné llegaron de la misma forma y tuvieron la misma carrera que nuestros jóvenes campeones.

¿Usted recuerda al gran JC Chávez antes de su pelea con Mario “Azabache” Martínez?, a excepción del norte del país nadie lo conocía, pero la gente de B.C., Sinaloa y Sonora sabíamos qué clase de peleador era, pero la demás gente del país sólo conocía al “Azabache” y sus peleas en la arena Coliseo, era el gran favorito… sólo para el resto del país. La historia la conocen, en una memorable batalla JC se hizo campeón y empezó a escribir una gloriosa carrera. Ganó 44 peleas antes de ese combate, 38 de ellas por nocaut, pero solamente 7 de esos rivales tenían récord positivo.

Rubén Olivares ya era un ídolo en México, llegó a 52 peleas invicto antes de ganar su primero campeonato del mundo… ganó 50 por nocaut, pero 26 de esos rivales tenían no tenían ni las 5 peleas profesionales.

Wilfredo Gómez antes de ganar su primer campeonato iba invicto y la mitad de sus rivales tenían mas derrotas que victorias.

El “flaco de oro”, Carlos Zárate se coronó campeón mundial invicto con 39 peleas, 38 de ellas por la vía del costalazo, sólo que 30 de sus rivales tenían récord negativo y 24 de ellos… no tenían ninguna victoria.

Y podemos seguir la interminable lista, y en esos tiempos la gente se preguntaba: ¿cuando le pondrán un rival “decente” al campeón?. La misma pregunta que ahora nos hacemos con nuestros jóvenes campeones.

Sin embargo, en esos tiempos no había tanta red de información, algunos cuantos tenían televisión, la mayoría se enteraba a través de la radio de las peleas o hasta al día siguiente que llegaban los diarios a las ciudades.

Los grandes robos, las victorias dudosas, los periodistas vendidos, los críticos del boxeo, los reventadores de las funciones, las reventas de boletaje en grandes combates, la excesiva publicidad…todo eso amable lector: ¡ya existían desde antes de que naciéramos!.

Así que no se asuste usted de lo que ve, de lo que oye, ni de lo que lee.

Los promotores tienen la difícil tarea de esperar a que su “gallina de los huevos de oro” cuaje, embarnezca, suba su nivel, llegue al tope, tome confianza.

Sólo así…usted podrá disfrutar de un peleador que le brinde las hazañas que un día nos dieron los Sánchez, Gómez, Olivares, Tyson, Arguello, López y demás grandes campeones.

Tenga paciencia, el box no se terminará por malos fallos, ni por promotores transas, ni por televisoras que hacen carreras novelescas a los jóvenes prospectos.

Ahora que si le molesta todo lo del box, tenemos la brillante opción de cambiarle al televisor y punto.

Les puedo señalar que ya están casi en su punto: Brandon Ríos, Danny García, Guillermo Rigondeaux, Saúl “Canelo” Alvarez, Antonio De Marco, Leo Santa Cruz, Moisés Fuentes.

Vienen atrás de ellos: Marvin Quintero, Carlos Cuadras, Antonio Lozada Jr, Juan Montes, Julio Ceja.

Y en el sureste tenemos igual tela de donde cortar con tanto joven prospecto esperando su oportunidad: Sergio Thompson, Miguel Berchelt, Julián Yedras, Juan Sánchez, José Pinzón, Junior Granados

Y perdón por los que no mencioné, no hay tanto espacio para poner tanto talento mexicano en estas líneas.

Siga disfrutando de este bello deporte, que hay intere$e$, obvio que los hay, pero sin querer justificar nada y a nadie… sin esos intereses, no existiera el boxeo…ni ningún otro deporte profesional.

Saludos desde la Perla del Golfo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here