Mérida.- El ex campeón continental y nacional de peso minimosca, Javier “Candelita” Várguez inició una reclamación vía redes sociales a fin de recuperar el cinturón de campeón continental que afirma le prestó al también ex púgil y ex compañero suyo de gimnasio René “Manos de Piedra” Castillo, quien según él se ha negado a devolvérselo.

“Candelita”, uno de los boxeadores más bravos y con capacidad de soportar castigo que hayan existido en los más de 100 años de existencia del boxeo yucateco, se comunicó días atrás con este portal para pedirnos apoyo a fin de exhortar a Castillo a que le devuelva la correa que ganó en 1991 ante el oaxaqueño Javier “Olímpico” Juárez en el Polifórum Zamná.
De acuerdo con “Candelita”, Castillo le prestó el fajín hace más de un año para que adornara un gimnasio que aquel iba a abrir por el rumbo de Villa Palmira, sin que hasta ahora se lo devuelva.
Agregó que le ha pedido a Castillo de manera reiterada que le devuelva la faja, sin no solo recibir respuesta positiva hasta ahora, sino que su ex compañero de gimnasio se le “esconde” ahora.
A continuación, el mensaje que “Candelita” puso en su red social de Facebook este fin de semana pasado con relación a este asunto en el que no identifica a Castillo al que llama boxeador de ocho rounds (Castillo llegó a ser de 10 rounds):
Al Público se pide su colaboración Para Localizar al Ex Boxeador De 8 asaltos Por que hace 3 años le presto este cinturón al Ex boxeador Javier ¨Candelita Varguez y hasta la fecha no lo debuelve ni da la cara cualquier informe al cel 9991485156 9991 585312 gracias
“Candelita” fue campeón nacional y continental, además del sureste, un auténtico protagonista local, nacional y mundial de la división minimosca en los 90´s en la que no fue campeón mundial porque tuvo la mala suerte de pelear en la época más exigente que esa dvisión ha tenido con gente como vea usted: Ricardo “Finito” López, Michael Carbajal, Humberto “Chiquita” González y Melchor Cob a quienes no solo dio batalla, sino que hizo pujar, sobre todo a Carbajal y Cob, con quienes perdió fallos disputadísimos y hasta protestados.
Castillo fue un buen prospecto de la división súperpluma a inicios de los 90´s época en la que con cierta capacidad, pero sobre todo con mucho esfuerzo y disciplina (vaya que era responsable) llegó a hilvanar una magnífica campaña de unas 20 o 22 peleas de las que solo perdió una, y por decisión dividida, ante el capitalino Manuel “Manny” Rojas en septiembre de 1993 en el Polifórum Zamná en la que, por cierto, fue la primera pelea en la que el ahora entrenador, Sergio Cocom Berney subió solo a atender a un boxeador sin el apoyo de su entonces jefe y maestro en estas lides, Román Acosta Chan.
Castillo, cuyo apodo le fue puesto por el bien recordado promotor Gonzalo “Fayo” Solís Domínguez, no era, por cierto, un golpeador, pues no pegaba ni un “catarro”, pero ersa un púgil combativo, entrón, valiente y que logró desarrollar algo de clase. Le daba trabajo sacar sus victorias, pero casi siempre salió airoso.
Tuvo un hermano boxeador, Miguel, quizás con más talento y pegada que él, pero con poco amor al boxeo y a la disciplina, por lo que no pasó de pelear seis rounds.
Se retiró a mediados de los 90´s por una falla en los riñones (hematuria de esfuerzo) que ponía en peligro su salud, pero que afortunadamente no pasó a mayores.
Península Deportiva ha tratado de localizar a Castillo (apodado por Román Acosta como el “Crucigrama”), pero no ha sido posible hasta el momento obtener su versión de este caso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here