Tokio.- El mexicano Gamaliel Díaz se proclamó campeón del mundo del peso pluma por el Consejo Mundial de Boxeo (CMB) al vencer por puntos, por decisión unánime de los jueces, al poseedor del título, el japonés Takahiro Aoh, en combate celebrado en Tokio este sábado.
Los tres jueces dieron ganador al aspirante mexicano con una puntuación de 114-112, 114-112 y 115-111.
“Mi sueño se ha convertido en realidad por primera vez en tres intentos. He estado tranquilo desde el primer asalto. He recibido varios puñetazos duros, pero (Aoh) se mostró incapaz de noquearme”, dijo Díaz tras el combate.
El púgil mexicano, de 31 años, comenzó bien el combate, en su segundo intento por obtener el cinturón de campeón del mundo, con una serie de directos sobre la cara de su adversario y le siguió castigando en el segundo asalto.
El el tercero, no obstante, recibió un punto de penalización por embestir intencionadamente al japonés, provocándole una herida abierta en su ceja derecha, aunque Díaz se mantenía por delante en las puntuaciones.

Pero “El Plátano” no desesperó. Desde su esquina, Pepe Morales Jr. y Daniel Domínguez se desgañitaban exigiéndole que no dejara de tirar su jab, que contuviera las embestidas del entonces campeón del mundo y que no olvidara caminar a su lado izquierdo para mantenerse lejos del puño poderoso de su contrincante.

En el séptimo round, el párpado derecho de Aoh empezó a sangrar en lo que pareció ser un topetazo; en ese round, Aoh cayó trompicado en un amarre. En el octavo, la ceja izquierda de Aoh fue revisada nuevamente por el médico de ring.

Las puntuaciones parciales después del cuarto y octavo episodios tenían en ventaja al boxeador foráneo, que a pesar de saberse arriba, no dejó de tirar golpes al ya entonces escandalosamente sangrado rostro de Aoh.

Para el décimo capítulo, la ventaja del mexicano en las tarjetas era ya insuperable.

Por eso, después del campanazo final, se inició el festejo. No es que se adivinara ya monarca universal, sino que sabía que no podía haber otro vencedor más que él.

Sobre en enlonado, un emocionado “Plátano” gritaba a todo pulmón “¡Soy nuevo campeón del mundo… Cumplí mi sueño!”, aún antes de que se anunciaran las puntuaciones en elegante Tokyo International Forum.

Díaz, cuarto en el ránking del CMB, acumula un récord de 37 victorias, 17 por KO, por nueve derrotas y dos nulos.
Por su parte, Aho, de 28 años, firmó en su cuarta defensa del título la tercera derrota de su carrera, por 23 victorias (10 por KO) y un nulo.
“No fui lo suficientemente fuerte para derrotarle. Empecé intenso, pero después mi vista empeoró. He tratado de ir hacia delante, pero perdí el equilibrio de mis sentimientos y de mis puños”, declaró el japonés.


Nota de la Redacción: Diversas agencias internacionales dan esta pelea como la tercera oportunidad de Díaz por un campeonato mundial al tomar en cuenta el pleito que sostuvo con Humberto “Zorrita” Soto por un “título interino” del CMB, lo que por lógica elemental no puede ser considerado como un pleito por un emblema ecuménico, pues mundo hay uno solo y por lo tanto campeón solo puede haber uno solo; es decir no puede haber campeón mundial interino como tampoco puede haber campeón mundial de la colonia Pensiones, de la región 93 o de Tepito.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here