Por Jorge Canto Alcocer, publicado en el Diario Por Esto.

Mérida.- Al iniciar la semana pasada, los Leones tenían ante sí dos series contrastantes: enfrentaban sucesivamente al colero y al líder del norte.

El béisbol es tan grandioso que lo inimaginable sucedió: el colero, los Diablos Rojos nos pegó con tubo, incluyendo una tremenda paliza y la primera derrota en temporada regular de Yoanner Negrín desde mayo pasado, para una dolorosa barrida; los entonces líderes, Toros, fueron dominados en su terreno, e incluso estuvieron a pocos outs de ser limpiados, pero fallos en el relevo dieron al traste con lo que hubiera sido un triunfo de polendas.

En resumen: gira difícil que terminó con el grato sabor de haber ganado al campeón norteño y haber mantenido la primacía en el sur.

La gira también estuvo marcada por tres ausencias: Tomás Solís tuvo molestias en el brazo, y no pudo realizar ninguna de sus salidas; Kevin Flores “pescó” una enfermedad viral de la que debe recuperarse en los próximos días; y Yuniesky Betancourt, quien atiende problemas personales.

Solís fue sustituido, también de un modo contrastante, por “Shito” Rodríguez, quien fue masacrado en la capital de la República al realizar su primera apertura de toda su carrera en Liga Mexicana y la quinta o sexta en la última década, pero que se desquitó con creces en Tijuana al tirar una joya de dos hits en cinco episodios, malograda por los malos relevos de Eduardo Álvarez y Jesús Barraza.

A Flores lo reemplazó brillantemente Diego Madero, quien se lució con el guante y con el bate; en tanto que se ha anunciado que el cubano Betancourt finalmente se uniformará esta misma semana.

Ya comenzaron a alzarse voces críticas respecto a la ausencia del caribeño, no por estar injustificada –se ha filtrado que es una situación grave de índole familiar- sino por la opacidad de la directiva y por lo prolongado ya del permiso.

Si realmente las circunstancias que lo mantienen sin reportar pronto se solucionaran, consideramos acertada la espera, pero si no es así, damos razón a quienes demandan información más clara –sin violar, por supuesto, la privacidad del pelotero- e incluso su sustitución al menos temporal. Creemos que esta semana se aclarará el asunto.

Los Leones mantuvieron el liderato en buena medida porque todo el sur sufrió en este inicio de los juegos inter-zonas. Los Guerreros, los Pericos y los Bravos tuvieron una semana semejante a la yucateca, por lo que se mantuvieron en zona de clasificación, pero los Tigres se derrumbaron, en tanto que los Piratas, los Olmecas y el Veracruz siguieron por la calle de la amargura.

Creemos que de este último grupo, los corsarios no tardarán en reaccionar y meterse a la pelea. El enigma, como comentábamos la semana pasada, son los Bravos de León, que retornaron a la Liga en lugar de los Broncos de Reynosa, un equipo que terminó la temporada pasada totalmente hundido, desarticulado, pulverizado, seguramente como un lamentable reflejo de lo que ocurre en esa castigada ciudad y en todo el Estado de Tamaulipas.

Pues bien, los Bravos mantuvieron parte de su base nacional, aunque el liderazgo y la sapiencia de Francisco “Paquín” Estrada parecen haber cambiado el panorama a la franquicia.

Ciertamente, los nuevos dueños se han movido, y han traído refuerzos de buena categoría, como los dominicanos Alfredo Marte y Leandro Castro, así como el recién llegado colombiano Reynaldo Rodríguez, pero la diferencia la está marcando el pitcheo, sobre todo la llegada del veteranísimo Wálter Silva y la conversión en abridor del norteamericano Mitch Lively, quien era cerrador en Reynosa, labor para la que se contrató al también muy experimentado Ricardo Gómez, quien intenta regresar al estelar nivel que lució en 2013 y 2015.

Los guanajuatenses, entonces, sí lucen con mucha mayor presencia y competitividad que aquellos desafortunados Broncos. Nuestro pronóstico es que deben estar en la pelea por los lugares clasificatorios, más o menos al mismo nivel que los Piratas, los Tigres y los Guerreros. Para la cima, el único equipo que en el papel debe disputar el liderato a nuestros Leones son los campeones Pericos.

Los melenudos regresan a la cueva, donde nos esperan duelos muy interesantes: primero con los Acereros de Monclova, equipo que alinea a la mitad del roster que se coronó en Puebla, para cerrar contra los Sultanes de Monterrey, otro club llamado a ser protagonista, y que hoy por hoy es líder del Norte y de toda la Liga. ¡Al Kukulcán a disfrutarlos!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here