Nueva York.- El comisionado de las Ligas Mayores de Béisbol, Rob Manfred denegó hoy una petición de readmisión del legendario rey del hit de las Ligas Mayores, Peter Edward Rose, asegurando que el ex infielder persiste en su conducta de apostar a los deportes tal como lo hizo cuando pertenecía a los Rojos de Cincinnati, lo que lo llevó a ser marginado del gremio en el año de 1989.

La prohibición al líder histórico de hits de las Mayores de tomar parte en actos del “Gran Circo”, mas no de ingresar al “Salón de la Fama” de Cooperstown, permanecerá, según la decisión de Manfred, quien determinó por mantener vigente la sanción de por vida al laureado ex jugador.

La Oficina de las Grandes Ligas dijo en un comunicado que Manfred contactó a Rose el domingo para informarle.

En su anuncio de ayer, Manfred trató de aclarar que esta determinación no afecta directamente la elegibilidad de Rose para el Salón de la Fama. “En mi opinión, las consideraciones que deben conducir una decisión sobre si un individuo debe permitírsele trabajar en el beisbol no son las mismas que aquellos que deben conducir una decisión sobre la elegibilidad al Salón de la Fama, pues eso será en un foro diferente”, escribió Manfred.

Sin embargo, la cuestión de la honorabilidad es justamente lo que ha evitado la inclusión de Rose en el Salón de la Fama de Cooperstown.

Manfred subrayó que Rose sí puede continuar haciendo apariciones en actividades ceremoniales relacionadas con las Grandes Ligas.

“Yo respeto los logros del señor Rose como jugador y por eso voy a seguir permitiéndole participar en actividades ceremoniales que no presentan ningún peligro para la integridad del juego”, escribió.

La decisión de mantener la sanción también fue apoyada por John Dowd, quien dirigió la investigación sobre las apuestas de Rose, que provocaron el castigo. “Estoy muy orgulloso del comisionado”, dijo. “Él hizo exactamente lo correcto. Estoy contento por el juego”.

Rose, que fue vetado del beisbol en 1989 después de que tal investigación develara sus apuestas a varios equipos (incluyendo a los Rojos), había solicitado su reincorporación, por tercera vez, en febrero del 2015, un mes después de que Manfred ocupara el puesto de comisionado.

Pero Manfred dijo que Rose no había sido del todo honesto al hablar de su afición a las apuestas deportivas. Agregó que el expelotero sigue haciéndolo, a pesar de que se le recomendó evitarlo.

Casi 15 años después de su castigó, Rose negó que apostaba en el beisbol, pero en el 2004 lo admitió en una autobiografía publicada.

Angelo Bartlett Giamatti, comisionado en 1989, dijo que “depende del señor Rose que rehaga su vida como lo considere más apropiado”.

Pero Manferd afirma en su carta que Rose no lo ha hecho: “No ha presentado pruebas verosímiles de haber rehecho su vida aceptando sus infracciones, tan claramente comprobadas, o a través de un riguroso programa orientado a evitar las circunstancias que derivaron en su marginación del deporte en 1989”, señaló Manfred.

Luego de su suspensión de por vida, Rose vio a un terapeuta, al que le dijo que tenía una adicción al juego y éste le recomendó no volver a apostar. “Pero sigue haciéndolo, incluso en partidos de beisbol, y sería un riesgo inaceptable readmitirlo”, sostuvo Manfred.

Outside the Lines, de ESPN, reportó este año sobre la documentación de uno de los exsocios de Rose que ubican sus apuestas en 1986, cuando todavía estaba jugando.

El abogado de Rose dijo en ese momento que su cliente no hacía comentarios al respecto porque estaba en el proceso de reincorporación.

Rose es el líder histórico de imparables con 4,256 hits; jugó para los Rojos de Cincinnati desde 1963 a 1978 y de 1984 a 1986, en este período como jugador y mánager.

La primera ocasión que solicitó la reincorporación fue en 1992, pero ésta fue ignorada por el comisionado Fay Vincent. En 1997 lo intentó por segunda vez: se reunió con el comisionado Bud Selig, pero éste nunca se pronunció sobre la solicitud que le hizo el histórico pelotero, que en abril de 2016 cumplirá 75 años.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here