Cancún.- “Como si fuera ayer”.

Fue la primera expresión de José Alberto “Pepe” Gómez al recordar la gestión que él, mancomunadamente con José Sulaimán (quepd), hizo para lograr la visita de Mohamed Alí a Cancún en diciembre de 2012.

En declaraciones a península deportiva, el destacado promotor señaló que ese fue uno de los sueños que logró de la mano de quien fue su mentor en la promoción boxística.

“Fue un sueño de él (Sulaimán) de traer la convención 50 del CMB a Cancún y hacerlo con Alí y lo trabajamos juntos”, comenta a través del hilo telefónico el entusiasta empresario, quien, al respecto, señala que este día, también en Cancún cumple otra aspiración del fallecido líder boxístico, quien le auguró que el día que la televisión estadounidense transmita boxeo en canal abierto, ese día el pugilismo mexicano terminará de despegar.

Y eso es precisamente lo que logrará hoy con la transmisión que la CBS realizará desde la Arena Oasis de la pelea que él promoverá, y que será encabezada por el ex campeón mundial Cristian Mijares y el queretano “Jaguar” Gutiérrez.

Pero antes, unos 10 años antes, él y Sulaimán tenían sueños que dieron pie a otros, todos ellos cocnretados paulatinamente, desde hacer que grandes promotores como Don King fijen su atención en Cancún, hasta lograr que el balneario número 1 de América albergase una pelea de campeonato mundial de peso completo, dos convenciones del CMB y la visita y coronación de Ali, como “Rey del Boxeo”.

En rápido viaje retrospectivo, “Pepe” Gómez señala que una vez establecido el “sueño”, él y Sulaimán decidieron hacerlo realidad y para eso, el fallecido presidente del CMB se encargó de gestionar y convencerlo de salir de Estados Unidos para asistir a la convención 50 del CMB.

Yo, prosiguió, me dediqué a gestionar que todos los requisitos para la visita del señor Ali fueran cumplidos.

VIAJE A ARIZONA

Viajamos Don José y yo a Arizona y hablamos con la familia, con su esposa Lonnie y Mohameed Alí estaba y no estaba con nosotros, porque se encontraba físicamente, pero su condición de enfermedad se lo impedía, no pudo participar en la plática, comentó.

Allá nos dieron los requisitos, lo que se necesitaba y en función de eso se comenzó el trabajo para que a su llegada tuviese todo lo necesario.

Un requisito importante fue darle al ex campeón un alojamiento adecuado, agradable y para una personalidad de su magnitud solo podía haber uno en Cancún, la casa presidencial en la que el Presidente de la República en turno, al venir a Cancún.

De tal manera, se le cumplieron las peticiones de seguridad, de transporte y de estadía en una sede como la “Casa Fonatur”, como es conocido ese inmueble al que solo llegan presidentes mexicanos, grandes dignatarios o Mohamed Alí.

“Fue extraordinario”, remató algo anecdótico “Pepe” Gómez.

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here