Conkal,. Paúl Vázquez desfondó con un golpe a los bajos al “Chino” Jesús Salas, para imponerse en el pleito estelar de la función promovida aquí esta noche por “Promociones Ortiz” y que terminó con una espectacular batalla campal en la que sin quererlo hasta comisionados locales participaron , ya en las primeras horas del sábado.

La verdad, fue una muy animada función la organizada por “Promociones Ortiz” en el Palacio Municipal (no en el ex cine como originalmente se anunció) y que tuvo un “lleno hasta las banderas” con la asistencia de familias locales, de Chicxulub, Mérida y hasta Hunucmá.
En el pleito estelar, el conkaleño Paúl Vázquez venció por nócaut efectivo al 1:39 del segundo giro al “Chino” Salas tras conectarle un gancho a los bajos para mandarlo a la lona de donde no se reincorporó antes de los 10 segundos que le contó el réferi David “El Actor” Silva.
Antes de eso, sólo hubo escarceos entre ambos contendientes viéndose mejor el de casa, quien buscaba por fin “ser profeta” en su tierra tras haber sido noqueado aquí mismo hace dos años de muy fea manera.
Salas, del que no recordábamos nada antes de esta pelea, se vio inferior técnicamente, pero decidido y valiente y en lo que sus limitaciones se lo permitieron, dio todo de si ante el ahijado del “Chamaco” Ortiz en este duelo en súperpluma.
Con el resultado, Paúl llegó a 14 peleas, de las cuales ha ganado nueve, cinco de ellas por nócaut, con cinco derrotas. mientras que del “asiático” esta fue la primera pelea que conocimos.
En la semifinal, Eduardo “Hitman” Ramos volvió a subirse a la tarima y sumó un empate a seis rondas con Omar Carbajal, aunque nos parece que el primero se llevó la victoria con holgura.
Por su lado, Danny “Divino” Cruz venció por nócaut técnico en súperwelter a los 2:43 del cuarto y último asalto a Jesús “Perro” Manzano, mientras que Adrián Padrón derrotó por decisión dividida, también en cuatro a Wálter Ek.
Como evento especial estuvo la presentación de la pequeña Yuriko “La Maquinita” Ortiz, quien dio una exhibición ante un niño, mucho mayor que ella en edad y estatura, pero ante el que no se amilanó y hasta “sentó” por un momento en la lona en lo que fue su primera subida al ring con público.
“La Chamaca IV” no se chivió, ni se intimidó por las alrededor de 300 personas que la vieron repartir “candelita” por un rato sobre el cuadrilátero llevándose los aplausos de los asistentes. Se vio bien la más pequeña de la dinastía de los “Chamacos”, cuyos abuelos doña Mercedes y”Don Chamaco I” (Silverio Ortiz Cuevas) le aplaudieron con todo y hasta este último “la dirigió”.
Al final de la función, luego de la última campanada, hubo su “detalle”, de los que nunca faltan en las funciones populares y de pueblo, luego de que un desaguisado causado por un imprudente y estúpido que empujó a un niño, y que seguramente estaba con “medio estoque”, recibió la dura respuesta del padre del pequeño, dando pie a que en cuestión de lo que Silva tardó en declarar noqueado al “Chino” Salas se armase un verdadero “desmadre” (en pleno Palacio Municipal).
Los empujones y las patadas mandaron a un cristiano casi abajo del ring, mientras e un pobre compa le estaban haciendo “moloch” entre siete y cuando lo sacaron del mero abajo se estaba ahogando. Lo tuvieron que cargar como hamaquita, mientras que alrededor otros cinco o seis monos andaban dando el “pilón” del box a los que pagaron su boleto y hasta show extra vieron, mientras “El Chamaco” Ortiz (Silverio) la hacía de “réferi” buscando que el pleito no pasara a mayores.
Su cuñado y colaborador de la comisión de Chicxulub y gran amigo nuestro, Francisco, quedó en medio del remolino de trancazos y como pudo la libró y salió de allá.
En plena batalla campal, de manera sumamente imbécil, una mujer, que no dama, empezó a golpear en el suelo a un hombre reclamándole que le hubiera pegado a su marido.
El agraviado, que sí fue todo un caballero se reincorporó y solo la ignoró para seguir en lo suyo. ¿Qué hubiera sucedido si con toda lógica, el sujeto le hubiera devuelto al menos un zopapo a la fiera en cuestión?….entonces él hubiera sido el villano y la agresora la ofendida y víctima…ahí está su “equidad”.
A final de cuentas, el zafarrancho no pasó a más, no hubo lesionados y dos o tres de los participantes durmieron en el calabozo municipal.
La verdad, fue un detalle por momentos hilarante y que puso singular broche a la promoción de los “Chamacos”.
Ojalá que con todo y su “folclore”, sigan estas promociones que son el sostén del boxeo y que permiten generar nuevos valores de este tan emocionante deporte-espectáculo.
El Xix.
1.- Con gran gusto vimos a Don Silverio “Chamaco I” Ortiz trepar al ring y dirigir algunas peleas desde la esquina, luego de un reciente problema de salud que pudo haber sido para más. Vestido totalmente de blanco como es su costumbre, “Don Chamaco” bajaba y subía del ring, caminaba por todo el patio de la arena, como si nada para satisfacción de todos los que aquí estuvimos, especialmente para la de Doña Mercedes y toda la “chamacada”.
2.- Saludamos a amigos de la Comisión de Box de Mérida (CBM), entre ellos al buen “Archie”, así como a Luis Rejón y a su hijo “Chino”.
3.- Bien Silverio Ortiz jr. deteniendo los trancazos y como promotor. Al parecer, el ayuntamiento de Conkal lo apoyará para nuevas funciones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here