Por: Luis Mauricio Perera
Villanueva

Mérida.- Con
poco más de tres cuartos de entrada se realizó la tradicional corrida de
rejones de Año Nuevo en la Plaza de Toros Mérida. Se lidiaron cinco toros de
José Julián Llaguno y uno De Guadiana bien presentados y de juego variado.

Jorge Hernández Garate:
vuelta

Leonardo
Hernández: palmas

Gastón
Santos: una oreja

Emiliano
Gamero: una oreja

Por colleras Jorge Hernández Garate y Leonardo Hernández: palmas

Por colleras Gastón
Santos y Emiliano Gamero: palmas

El
rejoneador potosino Jorge Hernández Garate, estuvo muy voluntarioso, con el
único toro que lidio sólo, clavó en buen sitio los rejones de castigo, con
banderillas emocionó y todo quedó en una merecida vuelta al ruedo.

Se
presentó en esta plaza el español Leonardo Hernández, pero la suerte no estuvo
de su lado, con el segundo toro de la tarde se rompió el cuerno desde la cepa y
fue cambiado, pero el que lo sustituyo también remató de salida y quedó un tanto
inútil, las protestas del público arreciaron para que lo cambien pero nada,
empezó a medio embestir y el español ejecutó un toreo vistoso, lástima que el
toro no colaboró mucho, hizo lo que pudo, realizó destellos de buen toreo, pero
el astado no estaba en buenas condiciones, nos quedamos con las ganas de ver a
Leonardo con un toro en perfectas condiciones, no es su culpa, son cosas que
pasan.

Gastón
Santos pasa por buen momento, realizó un toreo variado y de mucha entrega con
un toreo depurado, se ganó una merecida oreja.

Emiliano
Gamero, es un buen jinete pero debe de controlar su carácter, trajo por la
calle de la amargura a su peón de brega Diego Martínez, en cuanto a su toreo,
demostró que con los rejones los pone bien, con banderillas ejecuta un toreo
alegre y después de mucha presión el juez otorga la oreja.

Por
colleras Hernández Garate y Leonardo Hernández, no tuvieron suerte, su toro
también fue cambiado por romperse el cuerno al rematar de salida, y lo cambian
por uno De Guadiana, al principio en toro no hacía caso a los caballos, y
después dio un cambio en la lidia y empezó a embestir gracias a una estupenda
labor de brega de Cristian Sánchez, lo lidiaron ambos rejoneadores y todo quedó
en palmas.

El
sexto y último toro de la tarde noche también lo lidiaron por colleras Gastón
Santos y Gamero, se entregaron pero fallaron con el rejón de muerte y todo
quedó en palmas.

Los
forcados de Teziutlán, realizaron seis extraordinarias pegas, todas muy
espectaculares, a los tres primeros toros los pegaron al primer intento, al
cuarto de la tarde al tercer intento, la pega más emocionante corrió a cargo
del forcado yucateco Agustín Medina, que después de dos intentos fallidos y que
recibió auténticas zarandeadas, logró hacer la pega al tercer intento, terminó bañado
con la sangre del toro, se llevaron la tarde. 

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here