Las Vegas.- La leyenda que boxea, Manny Pacquio ganó esta noche un lauro más para su ya dilatadísima carrera en los encordados al vencer por decisión dividida (que debio ser unánime) al estadounidense Keith Thurman al que despojó del título de súpercampeón mundial wélter de la AMB, pero principalmente, de su calidad de invicto.

Pacquiao, a sus ya 40 años, se dio el lujo de ganar y ganar bien una pelea dura ante un enemigo muy calificado que con todo y su juventud no pudo seguir su marcha imbatible ante su majestad filipina.

Fue, el de esta noche en el Grand Garden del MGM Hotel de Las Vegas, un gran combate, con ribetes de espectacularidad, que encabezó merecidamente una súper cartelera.

Pacquiao parecía que se enfilaba a una fácil victoria desde el primer round, para luego hacerlo sangrar profudamente en el cuarto.

La pelea, fue una guerra total, por los constantes intercambios de metralla de ambos peleadores, con mucho dramatismo, que dejó al final, una victoria por decisión dividida.

TARJETAS

Los jueces Tim Cheatham y Dave Moretti vieron ganar al “Pacman” con idénticas tarjetas de 115-112, mientras que Glenn Feldman consideró vencedor al estadounidense con ventaja de 114-113.

En medio de una enorme tensión, el primer round resultó de mucha emoción, cuando Pacquiao conectó una izquierda, combinado con un gancho de derecha al rostro, que manda a la lona a Thurman. El estadounidense logró sobrevivir a este sorpresivo arranque, que nadie esperaba.

En el segundo round, Pacquiao luce brillante con su velocidad y pegada. Somete en varias ocasiones a Thurman, y al final del round, después de una seguidilla de golpes, hace un cambio de piernas de mucha velocidad, para mofarse del peleador estadounidense.

En el tercero, Pacquiao se mueve y golpea. Invita a Thurman a golpearlo, para que abra su guardia, y consigue buenos resultados con su sólido jab de derecha. Pero Thurman responde, sin llegar a dominar.

Pacquiao inicia fuerte en el cuarto round, ataca, se mueve, con buen ritmo y saca una ligera ventaja ante un Thurman que comienza a sangrar de la nariz.

En el quinto, se produce un espectacular cierre de Pacquiao. Thurman llega sangrando fuerte al final del asalto y la pelea se está inclinando de un solo lado.

Pero llega la reacción de Thurman a partir del sexto round. El estadounidense se ve mejor, lanzando buenas combinaciones, productivas que paran en seco a la leyenda filipina.

Pacquiao soltó algunas ráfagas al final del asalto, pero el estadounidense hizo un mejor trabajo.

En el séptimo, Thurman luce un buen dominio. Sus golpes están llegando con más efectividad a la humanidad de Pacquiao, quien se trenza en un peligroso intercambio de metralla al final del round.

El octavo fue otro asalto de mucha intensidad. Pacquiao conecta mejores combinaciones, pero Thurman cerró bastante bien. El filipino más efectivo, lanzando y conectando mejor sus combinaciones. Pacquiao recuperó el ritmo, después que Thurman luciera mejor en los últimos dos asaltos.

Thurman luce mejor en la mayoría del noveno round, atacando y luciendo un poco más confiado. Pacquiao responde por algunos momentos, pero no conecta de mejor manera para pensar en ganar el asalto.

En el décimo, Thurman inicia fuerte con una derecha que somete a Pacquiao. Pero el filipino lo conecta con un mortal gancho al hígado, que lo pone en malas condiciones.

A Pacquiao le faltó presionar, no pudo resolver la pelea, y Thurman a duras penas sobrevive al asalto. Se nota que su cuerpo está sufriendo, porque casi cae con ese gancho al hígado, mostrando claramente un rictus de dolor.

Thurman regresa en la pelea, atacando y sometiendo con duras derechas a Pacquiao en el round 11. Se nota el cansancio del filipino, quien a sus 40 años está en riesgo de caer a la lona en cualquier momento, frente a un rival 10 años menor.

En el round 12 y final, Pacquiao responde de buena manera, lanza más golpes, arriesga, y logra sacar la ventaja, para ganar apuradamente en dos de las tres tarjetas de los jueces, a pesar que su victoria debió ser por decisión unánime.

Con esta victoria, Pacquiao eleva su condición a súpercampeón de la AMB, mejorando su palmarés a 62-7-1, con 30 nocauts, llegando a tres victorias seguidas desde que fue sorprendido por Jeff Horn en julio del 2017. Thurman perdió su invicto, dejando su palmarés a 29-1, con 22 nocauts en el pugilismo de paga.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here