Manila.- Un policía retirado identificado como Wales Kasuyo murió el domingo pasado de un paro cardíaco mientras observaba la función en la que Manny Pacquiao disputó de nuevo el campeonato mundial wélter de la OMB a Jessie Vargas.

La jornada fatal en Filipinas fue completada por la muerte de otros dos fapnaticos minutos después que se emocionaron demás por ver la pelea de Pacquiao.

Para su muy mala fortuna, Kasuyo, no solo murió, sino que ni siquiera alcanzó a ver a Pacquiao de nuevo consagrarse como monarca del orbe, pues su muerte ocurrió antes de que el “Pac Man” subiera a la tarima.

Al parecer, Kasuyo no resistió el hecho de ver a Nonito Donaire ser destronado por el mexicoestadounidense Jessie Magdaleno, quien en el evento previo le arrebató el cetro súpergallo de esa misma organización.

Kasuyo, conocido por su servicio como policía, labor que desempeñó con honores, era también conocido por ser un gran fanático del boxeo que anisaba ver esa noche a Pacquiao, pero que también era un ferviente seguidor de Donaire.

El ex policía, de 62 años y diagnosticado seis años atrás con hipertensión, cayó de su asiente luego de sentir dolores en el pecho, minutos apenas de que Donaire perdió el campeonato y en espera de que Pacquiao subiera al ring.

LA VOLUNTAD DE DIOS

Su esposa Lilian dijo que la familia finalmente aceptó lo sucedido como la “Voluntad de Dios” y sus restos fueron depositados en la localidad de Maguindanao ese mismo día, acorde con la tradición musulmana, de la que el occiso era creyente.

 

Por si fuera poco, dos fans de Pacquiao murieron mientras el gran filipino peleaba; uno, se desplomó en un gimnasio y murió al llegar al hospital, al igual que otro hombre que sufrió el paro mientras veía el combate.

(Arriba, imagen del fallecido policía Wales Kasuyo)

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here