México.- El confiable y muy destacado portero de la selección mexicana y del Cruz Azul, Pablo Larios Iwasaki lucha esta tarde por su vida tras haber sido reportado con un paro respiatorio que lo tuvo a las puertas de la muerte.

Mundialista en México 1986, Larios, quien fue primero un símbolo de los Cañeros de Zacatepec en la mejor época de este equipo (inicios de los 80´s) y luego, por su talento y arrojo como cancerbero alcanzó la titularidad de la seleccción mexicana, tuvo una paralisis intestinal que ameritó su hospitalización, tras lo cuál le sobrevino un paro respiratorio.

Los médicos pudieron sacarlo de este trance, pero lo pusieron en la unidad de cuidados intensivos previo a una operación idispensable y que entrañaba alto riesgo y que fue autorizada por su familia.

La información que surja de este asunto será dada a conocer posteriormente, esperando la recuperación de Larios, de origen japonés y quien ha sufrido muchísimo en los últimos años, con la muerte en poco tiempo de sus padres, una hermana, uno de sus hijos, y una adicción posterior a la cocaína que le desfiguró el rostro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here