Tucson.-El sonorense de Nogales, Óscar Valdez, defendió con éxito por tercera ocasión el cetro mundial súperpluma de la Organización Mundial de Boxeo (OMB) al vencer por decisión unánime, luego de 12 movidos y por varios momentos volcánicos rounds al que resultó un dignísimo retador, el filipino Génesis Servania en esta ciudad de Arizona.

Servania, cuarto clasificado de la división, se dio incluso el lujo de poner en la lona y dejar en malas condiciones al campeón que logró reincorporarse y meterse de nuevo en la pelea para vengar la afrenta y devolverle le “gracia” a su desafiante.

Valdez, finalmente ganó, pero no hizo buenos los momios que lo daban como como amplio favorito para derrotar a Servania, incluso por la vía rápida, pues el denuedo del asiático hizo en resultado más cerrado, aunque inobjetable.

Al final, las tarjetas terminaron favoreciendo a Valdez con ventajas de 116-110, 119-111 y 117-109, que definitivamente debieron ser más cerradas, debido a lo intenso y equilibrado que este combate resultó.

El filipino mandó a la lona a Valdez en el cuarto round, pero el mexicano hizo lo mismo en el quinto, para hacer una pelea que ya lucía atractiva por la calidad de ambos contendientes.

El combate inicio con un primer round bastante parejo, de mucha estrategia. Valdez, sin embargo, soltó mejores combinaciones al cuerpo para tomar la delantera en la pelea.

Valdez cerró mejor el segundo round. Trabajó duro a la cabeza de Servania con ganchos y upper cuts de poder, terminándolo abajo con ganchos al cuerpo, para tomar la ventaja en este aguerrido asalto. Valdez dominó con solidez el tercero, lanzando duras combinaciones a los bajos.

En el cuarto round, Valdez sigue con su ataque al cuerpo, soltando fuertes combinaciones.  Se detiene un poco, baja la guardia, y deja que Servania coja confianza.

En medio de su exceso de confianza, Valdez se va a la lona. Un buen gancho de derecha al rostro lo mandó a la lona. Servania cierra mejor, busca el nócaut con una seguidilla de golpes, pero la campana le salvó.

En el quinto, un furioso gancho de izquierda de Valdez manda a la lona a Servania. El filipino se levanta con problemas, tambaleando, pero se queda en el centro del ring a intercambiar metralla.

Valdez no pudo definir la pelea, no encontró la distancia, y decidió dejar sobrevivir al peleador asiático. Gran cierre de Servania en el sexto round. Cierra mejor el filipino, conecta al rostro al mexicano y lo hace temblar, pero Valdez gana ajustadamente el round.

El séptimo round igual de intenso, con Valdez sacando una mejor ventaja, pero Servania sigue contragolpeando y respondiendo a los golpes de poder lanzador por el mexicano.

Buen octavo round para Valdez, con algunas respuestas buenas del filipino Servania. Bajó un poco la intensidad de la pelea en este round, pero nadie puede dudar de la gran labor de ambos púgiles.

En el noveno, round Valdez saca una ligera ventaja en el asalto, pero en el décimo Servania va para adelante, buscando la pelea en corto ante un Valdez que se mueve por todo el ring. El filipino saca mejor este round.

La pelea se enciende en el final de un competitivo round 11, sin obviar el 12 que también fue muy intenso, para el deleite de los aficionados que asistieron al Centro de Convenciones de Tucson y respaldaron a Valdez como campeón mundial y, virtualmente, peleador de la casa.

Con esta victoria, el mexicano mejoró su record a 23-0, con 19 nocauts, mientras que Servania vio car su invicto, dejando su palmarés en 29-1, con 12 nocauts.

 

NOQUEAN EL “RUSITO” MONTES

Con un potente gancho de derecha al rostro, el irlandés Michael Conlan noqueó en el segundo round al estadounidense Kenny Guzmán, para llegar a cuatro victorias sin derrotas, con igual número de nocauts, en su corta carrera en el boxeo profesional.

El gancho lanzado por Conlan fue certero y mandó al descanso Guzmán, quien vio desmejorar su record a 3-1, con un nocaut. El final de la pelea se produjo a los 2:59 minutos del tercero.

En cambio, el superpluma y medallista olímpico brasileño Robson Conceicao (5-0, 4 nocauts) se impuso al nicaragüense Carlos Osorio (13-8-1, 5 nocauts), por nocaut técnico en el tercer round. La pelea terminó porque Osorio se lesionó el hombro derecho y no pudo seguir en la contienda.

Por su parte, el invicto peso welter Egidijus Kavaliauskas (18-0, 15 nocauts) noqueó en el séptimo round al mexicano Mahonry “Rusito” Montes (33-7-1, 21 KOs). Kavaliauskas noqueó a Montes a los 34 segundos de ese asalto, para agenciarse el vacante título de la NABF.

Por su parte, el olímpico y medalla de oro del 2016, Fazliddin Gaibnazarov (3-0, 1 nocaut) se anotó una victoria por decisión unánime en ocho rounds sobre Víctor Rosas (9-7, 3 nocauts). Los tres jueces vieron ganar a Gaibnazarov con tarjetas de 80-72.

Por su parte, el peso welter Lenny Zappavigna (36-3, 26 nocauts) liquidó en el tercero al veterano Fidel Monterrosa (38-14-1, 30 nocauts).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here