Mérida.- La Organización Mundial de Boxeo (OMB) definirá entre el jueves cuatro y el miércoles 10 de febrero próximos lo conducente respecto a la pelea mandatoria entre el campeoón mundial súperpluma de esa entidad, el puertorriqueño Román “Rocky” Martínez y su retador obligatorio, el peninsular Miguel “Alacrán” Berchelt, informó Mario Abraham Xacur.
Abraham Xacur, apoderado de Berchelt y presidente de Max Boxing, la empresa que ganó, junto con su socia Zánfer la subasta para promover este pleito, señaló que la OMB aguardará hasta el próximo miércoles 3 los alegatos y argumentos de Puerto Rico Best Boxing Promotions (que representa al campeón) para impugnar esa pelea.
La subasta, ganada por el binomio Zánfer-Max Boxing el 12 de enero pasado en el Madison Square Garden de Nueva York, fue impugnada por la parte puertorriqueña en virtud de que el mexicano no había peleado hasta ahora con peleadores clasificados por la OMB.
Ante esto, el organismo, con sede, precisamente en San Juan, Puerto Rico, permitirá al equipo inconforme presentar sus argumentos hasta el día 3, lo que las partes involucradas, es decir, los dos equipos y la OMB acordaron en una conferencia telefónica simultánea esta semana.
Luego de ello, a partir del 4 de febrero y hasta el día 10 próximo, la OMB dará a conocer qué es lo que sucederá en torno a esta pelea que ha comenzado a generar expectativa en las últimas semanas.
Abraham Xacur dijo que, cumpliendo con las normas de la subasta, procedieron a depositar en tiempo y forma ante la OMB el dinero con el que ganaron la subasta (251 mil dólares) y añadió que ya enviaron el contrato respectivo de la pelea al equipo de Martínez.
“Nosotros tenemos todo el deseo de promover esa pelea el 12 de marzo en Mérida y estamos trabajando para ello”, agregó el empresario, quien indicó que otra posible sede podría ser Estados Unidos, aunque esa es una opción secundaria.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here