Mérida.- El barrio bravo de San Sebastián se encontró, anoche con lo mejor de sus máximas épocas, cuando fue un ícono del boxeo de México y del que salieron, entre otros el primer campeón mundial minimosca en la historia de esta nación.

Así, en el marco del Torneo Municipal “Mérida Me Mueve en el Boxeo en Barrios, Colonias y Comisarías promovido por el Ayuntamiento de Mérida, el deportista más conocido de esa muy popular colonia, Freddy “Chato” Castillo fue objeto de un reconocimiento, merecido, aunque retrasado que la Subdirección de Depores del Municipio le entregó con todo e intereses.

“Estoy muy contento me siento feliz de estar en el box y en mi barrio viendo a los nuevo chamacos”, comentó Castillo, único de los siete monarcas del Mayab en ganar títulos en divisiones diferentes.

Eociones en el torneo de los Barrios

“San Sebas” tuvo muchos motivos para vibrar, con los reconocimientos a los ex campeones mundiales y también por conocer al primer ganador del Torneo Municipal, tras la tercera de doce fechas programadas.

Todos los boxeadores que subieron al ring se entregaron al máximo, y por ende llevaron sus enfrentamientos hasta el límite, lo que provocó que los espectadores se levanten de sus asientos de tanta emoción.

Tras el acto protocolario, en el que Freddy Castillo fue la estrella, se dio paso a las peleas, de entre las cuales destacó la primera final.

Johan Medina (René Medina) se convirtió en el primer campeón del circuito boxístico amateur, luego de vencer por decisión dividida a Norberto Aguilar (Izamal), en la división de los 75 kilogramos de la categoría infantil menor.

Ambos peleadores se enfrascaron en un verdadero combate de “toma y daca” durante los tres rounds, lo que hizo levantar las emociones de los cientos de aficionados que se dieron cita a la velada.

En los 40 kilogramos infantil menor, Júnior Ismael Can (Jorge Maury) salió victorioso por la vía de la decisión unánime ante Jorge Ortega (Izamal), en otro vibrante choque.

Sin duda esta función nunca se le olvidará a Jesús Martínez Tun (Izamal), pues además de que fue su debut, también fue el día de su cumpleaños número 15, y para redondear este hecho, se alzó con la victoria por RSC (Réferi Suspende Combate) en el primer asalto sobre Leonardo Solís (Armor Box), en los 44 kilogramos de infantil menor.

Otra pelea que llegó al límite fue la que protagonizaron Carlos Mendoza (UDS) y Yahir Canul (Fénix Caucel), en los 54 kilogramos de la categoría infantil mayor, en la que finalmente los jueces otorgaron el triunfo a Mendoza, por decisión dividida.

Dando muestra de su poderío, con golpes certeros y buen manejo de la pelea, Alejandro Tarragó (A&T) avasalló a su rival y salió con el puño en alto, tras derrotar por RSC en el segundo episodio al progreseño Héctor Magaña.

En el sexto pleito de la noche, nuevamente los jueces fueron los que tuvieron que definir el resultado, ya que Ángel Montuy (ADN Box) y Pablo Herrera (Francisco Molina) brindaron un enfrentamiento parejo, pero al final el ganador fue Herrera, en los 80 kilogramos de la infantil mayor.

Luis Pech (René Medina) salió victorioso ante Fabián Coaña (Progreso), por decisión unánime, en los 56 kilogramos juvenil menor, en el penúltimo choque.

La función cerró con broche de oro, con el triunfo de Luis Caamal (Celestún), quien superó por decisión unánime a Víctor Gómez (René Medina), en los 56 kilogramos de la categoría juvenil élite.

El próximo viernes, el torneo se trasladará hasta la Ciudad Caucel, en un lugar aún por definir donde se espera un lleno espectacular, al igual que en las sedes anteriores.

En lo protocolario, a lo largo de la historia, del Barrio Bravo de San Sebastián han surgido grandes campeones del boxeo yucateco, entre ellos, uno de los más reconocidos, como son los casos del ex campeón mundial mosca y mínimosca del CMB, Freddy “Chato” Castillo, y sus sobrinos Javier “Candelita” Varguez y Fernando “Candela II” Varguez, al igual que Roger Alejandro “Pipo” Parra, mejor conocido como Alex Parra y el mánager René Medina.

Todos ellos recibieron un grato homenaje del Ayuntamiento de Mérida, en la tercera velada del Torneo Municipal “Mérida Me Mueve en el Boxeo en Barrios, Colonias y Comisarías”.

Grandes recuerdos se vinieron a la mente de los ex campeones, que no se pudieron evitar por el reconocimiento recibido, por lo que agradecieron que aún se les recuerda y desearon todo el éxito a los jovencitos que dan sus primeros pasos en el boxeo.

Pr su lado “Pipo” Parra fue homenajeado por ser uno de los primeros pugilistas que salieron del Barrio de San Sebastián.

Tuvo su debut en 1969 en el Gimnasio de Antonio “Zorrito” Franco, a partir de ese momento puso en alto el nombre de Yucatán.

Javier Varguez debutó en 1981, muy pronto, en 1988 se convirtió en monarca minimosca del país al vencer al zurdo Jorge Cano, en Mérida.

Además protagonizó batallas ante el choluleño Santiago Méndez, así como frente a Michael Carbajal, Alex “Alí” Baba, Melchor Cob, Humberto “Chiquita” González y Ricardo “Finito” López.

El  subdirector de Deportes del Ayuntamiento de Mérida, Jesús aguilar Aguilar, en representación del alcalde Renán Barrera Concha, fue el encargado de entregar los reconocimiento a las glorias boxísticas de Yucatán.

“Es muy importante que los jóvenes boxeadores conozcan a los que hicieron historia, eso los motiva mucho. Estamos trabajando con los que serán el futuro del Boxeo de Mérida y Yucatán”, dijo Aguilar y Aguilar.

El homenaje fue constatado por Gustavo “Guty” Espadas Cruz, Adriano “Baby” Mendicuti, Juan Herrera, Gilberto Keb Baas, Feliciano Zozaya, José “Joe” Camargo, Silverio Ortiz, su padre Silverio Ley Cuevas y su madre Mercedes Ley.

Previo al arranque de la ceremonia protocolaria, hubo un minuto de aplausos al gran José “Mantequilla” Nápoles, quien falleció la tarde de éste viernes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here